Home Alquileres Las ventajas de alquilar una vivienda.

Las ventajas de alquilar una vivienda.

venatajas de alquilar una casa

Alquilar ofrece varias ventajas, entre ellas la posibilidad de cambiar de residencia y adaptar la vivienda a las necesidades que surgen.

Tradicionalmente en España el condicionamiento social se orienta hacia la compra de una vivienda, sin embargo en otras sociedades de Europa, vivir de alquiler es la opción más extendida.

Incluso, para regular el acceso a las viviendas en alquiler, en algunas ciudades de los países nórdicos para alquilar una vivienda las personas deben inscribirse en una lista de espera, algo que en España no sucede.

El alquiler y la flexibilidad de movilidad.

Alquilar permite cambiar de zona de residencia de forma más sencilla. Si por cualquier motivo se desea cambiar de zona o de tipo de propiedad, el alquiler lo facilita.

Por otro lado, muchas viviendas se alquilan con muebles y electrodomésticos, lo que implica mudanzas más sencillas y menos complicaciones.

Alquilar facilita los cambios de residencia por razones profesionales (movilidad laboral), y ante una nueva oportunidad de trabajo, el alquiler se presenta como una solución rápida para cambiar de ciudad.

Alquilar cuesta menos que comprar una casa.

Para alquilar una vivienda se necesita una fianza, que puede ser variable entre uno y tres meses de la mensualidad del alquiler y que es recuperable, mientras que para comprar una propiedad es necesario pagar una entrada.

El alquiler puede implicar otros gastos menores, como servicios de gestión o garantías adicionales, aunque siempre son gastos inferiores en comparación a los que implica comprar una propiedad.

Por otro lado, para comprar una propiedad, además del dinero de la entrada, se necesita el dinero de la apertura de hipoteca, los gastos de notaría para escriturar, inscripción en el Registro de la Propiedad.

El alquiler se adapta en el tiempo.

Las personas no tienen la misma forma de pensar y ni las mismas necesidades a los 20 años, a los 40 o a los 65; alquilar es un modo de vivir que se adapta a las diferentes fases de vida de las personas.

A los 20 años se buscará un piso cercano a la universidad, a los 40 años una vivienda con habitaciones para los niños, y después de la jubilación probablemente se busque la tranquilidad o la calidad de vida de zonas de playa como Orihuela Costa.

Precisamente, muchas personas jubiladas extranjeras deciden residir en Orihuela Costa, buscando la tranquilidad y un buen nivel de calidad de vida, alquilando casas pequeñas como bungalows o adosados.

Diferentes zonas para vivir de alquiler.

Las grandes ciudades cuentan con una variada oferta de propiedades en alquiler, como también las regiones de la Costa Blanca del Mediterráneo.

Vivir en zonas con todos los servicios significa comodidad, y si además dichas zonas tienen playas y paseos marítimos la combinación resulta una excelente opción.

Como es el caso de Orihuela Costa, que ofrece a sus residentes una variada oferta de ocio, centros comerciales, playas, rutas turísticascampos de golf, ciclo-bici, y puertos deportivos.

Por otro lado, zonas para alquilar como Orihuela Costa, también se adaptan a las necesidades de las familias con niños (colegios, supermercados, transporte público, centros de salud, y todos los servicios necesarios para vivir en un entorno cómodo).

Alquileres con servicios contratados.

Cuando se alquila una vivienda, los servicios básicos como el agua y la electricidad ya están contratados por el propietario.

Los inquilinos solamente necesitan realizar el cambio de domiciliación de los servicios, y si lo necesitan pueden contratar otros servicios adicionales por su cuenta, como por ejemplo internet o televisión por satélite.

Al momento de alquilar, no es necesario ocupar tiempo ni gastar dinero en dar de alta los servicios esenciales de una propiedad.

Mantenimiento de la vivienda incluido.

Los gastos de mantenimiento de las viviendas en alquiler, habitualmente, son responsabilidad de los propietarios, y no de los inquilinos.

El inquilino debe pagar por los servicios de la vivienda (agua, electricidad, etc), sin embargo, el mantenimiento general de la propiedad y los gastos derivados de su mantenimiento corren por cuenta del propietario.

Si se producen desperfectos en la vivienda, como filtraciones desde otras propiedades o incidentes similares, el seguro contratado por el propietario cubre dichos desperfectos, y los inquilinos quedan libres de responsabilidad alguna.

Por otro lado, si se trata de un piso en alquiler, las derramas surgidas por refacciones en el edificio las pagan los propietarios; y si fuera una casa con zonas comunes (piscina, áreas verdes, zonas de recreo, etc) el mantenimiento también lo pagan los propietarios de las viviendas.

Sin reuniones de vecinos.

Los inquilinos no están sujetos a la obligación de asistir a las reuniones de la Comunidad de Vecinos, puesto que es una responsabilidad del propietario.

Generalmente los propietarios que residen fuera de la zona de su vivienda alquilada, transfieren un poder de representación ante la Comunidad de Vecinos a una gestoría, un administrador de fincas, una agencia inmobiliaria o a un tercero de su confianza.

En algunos casos, cuando los propietarios residen en el extranjero o en ciudades lejanas a la vivienda en alquiler, también es frecuente que de mutuo acuerdo otorguen un poder a los inquilinos para representarlos de las reuniones de la Comunidad de Vecinos, aunque no suele ser lo habitual.

Alquilar no implica asumir riesgos financieros.

Residir en una vivienda propia implica asumir ciertos riesgos financieros, mientras que alquilando dichos riesgos no existen.

A los inquilinos no les afectan la subida de los tipos de interés, la caída de precios de la vivienda, ni tampoco los ajustes de las hipotecas.

Alquileres por temporada.

Los alquileres por temporada generan menos gastos e inconvenientes que comprar una propiedad para pasar las vacaciones.

El precio de los alquileres de las viviendas turísticas suele ser mucho menor que los hoteles, y ofrecen un mayor grado de comodidad, sobre todo para las familias numerosas.

Por otro lado, alquilar por temporada permite ir cambiando de zonas para pasar las vacaciones, y también facilita ir adaptando la vivienda vacacional a las necesidades personales.

Costa Invest cuenta con una variada cartera de propiedades en alquiler por corta y larga temporada, con diferentes tipos de viviendas para alquilar durante todo el año o para pasar unas estupendas vacaciones en Orihuela Costa y disfrutar del Mediterráneo.

Costa Invest ® Empresa Gestora de Viviendas Turísticas EGVT-794-A
Comments are closed.

Check Also

Rescisión de los contratos de alquiler.

Determinadas circunstancias pueden dar lugar a la rescisión de un contrato de alquiler, ta…