Home Coaching Inmobiliario Cómo vender una vivienda.

Cómo vender una vivienda.

alquiler con opcion a compra

Select your language: en pl fr ru ro

Todo propietario cuando se plantea vender su vivienda tiene como aspiración alcanzar el máximo precio de venta, aunque ello dependerá de muchas variables, las cuales deben ser contempladas.

Los factores que inciden en que una vivienda no se venda son muchos, y los propietarios que quieren vender su vivienda muchas veces no son conscientes de ellos.

La compra de una vivienda representa una inversión económica importante, y cuando el cliente se enfrenta a la decisión entre comprar una u otra propiedad, tomará en cuenta todos los detalles vinculados a cada una.

Es una competencia en toda regla, y no solo de precios, porque inciden otros factores que deben ser tomados en consideración.

Un precio realista determina la venta de la propiedad.

Marcar un precio alto de venta de la vivienda con la intención de así poder negociar con potenciales compradores no es una buena estrategia. Los potenciales compradores se quedarán con la primera impresión de la vivienda, y el precio en tal sentido será determinante para generar el interés del comprador.

La tendencia indica en la practica, que el precio es el factor determinante para generar interés en un potencial comprador, ello referido al comprador medio el cual cuenta con un presupuesto específico y muchas veces limitado.

También hay dos factores que procede incluir en éste apartado:

  1. El vinculo emocional del propietario con su vivienda.
  2. El precio de compra original de la vivienda.

1 – El vinculo emocional que se genera a lo largo del tiempo entre el propietario y su vivienda puede llegar a ser muy fuerte, y éste eventualmente puede convertirse en un limitador al momento de negociar el precio de venta.

También se encuentran situaciones en las cuales los propietarios de la vivienda en venta son un matrimonio, y es frecuente de encontrar a uno de ellos indeciso respecto de vender.

En cualquier caso, al momento de realizar una operación inmobiliaria el vinculo emocional del propietario de la vivienda no cuenta, y aunque para éste su vivienda tenga un valor incalculable desde lo emocional, para el comprador no representa absolutamente nada.

2 – La denominada “burbuja inmobiliaria española”, evidencia un hecho generalizado dentro del mercado inmobiliario, muchos propietarios compraron su vivienda a un precio determinado y hoy en día el valor de su propiedad se sitúa muy por debajo del precio al que la compraron.

Ello es consecuencia de la fluctuación del mercado inmobiliario, y no es algo que deba tomar como personal por parte del propietario que quiere vender su vivienda.

Al mismo tiempo, deberá asumir que muy probablemente se genere una diferencia importante entre el precio en que compró años atrás su vivienda y en el que hoy en día se puede vender. Es un hecho que el precio de la vivienda en España ha bajado considerablemente, y que no siempre los negocios inmobiliarios resultan como uno a priori lo esperaba.

  • No se preocupe en cuánto vendió su vecino.

Es cierto que analizar los precios de las propiedades de los vecinos puede, eventualmente, ser un punto de referencia para marcar el precio de venta.

El problema es que no todos los vecinos son absolutamente sinceros cuando se les pregunta en cuánto vendieron su vivienda, y por tendencia suelen exagerar un tanto el precio de real de venta.

Por otro lado, ¿usted estaba en la notaría cuando se escrituró la propiedad?

  • No se guíe por lo que su vecino cree que vale su vivienda.

También es frecuente que muchos propietarios utilicen como referencia el precio de venta de la vivienda de su vecino, una estrategia por tendencia bastante ineficaz a decir verdad.

¿Cuánto tiempo hace que su vecino tiene en venta su vivienda? ¿No será que no la vende porque precisamente el precio de su vivienda está sobrevalorado?

Porque muchos propietarios de viviendas al detectar que el movimiento inmobiliario en su zona o urbanización crece, adoptan una estrategia de especulación, poniendo en venta su casa a un precio por encima de la media para intentar ganar algo de dinero.

¿Es realmente la anterior una buena estrategia?

  • La venta de una vivienda implica negociar su precio.

La negociación del precio de una propiedad en venta es algo que forma parte de la venta en sí misma, y no se debe tomar como algo personal por parte del propietario.

La bajada de precios que han sufrido las propiedades en España, propician precisamente el ámbito de negociación del precio de las propiedades por parte de los compradores, y muchos ofrecen una cantidad solo para especular.

El propietario que quiere vender su vivienda, ante tal estrategia no debe ofenderse ni tomarlo como algo personal, simplemente debe entrar en el ámbito de la negociación y realizar una contra oferta.

El estado de la vivienda en venta y su entorno.

La suma de los pequeños detalles negativos hacen que la vivienda en venta no resulte atractiva al comprador, y al mismo tiempo se convierten argumento para que éste intente negociar un precio más bajo por la misma.

En tal sentido, es muy importante al intentar vender una vivienda que la misma presente condiciones de higiene mínimas, como también que luzca lo más bonita y arreglada posible.

Pintar una vivienda en venta, en modo alguno se debe interpretar como un gasto, al contrario, ello se debe tomar como una inversión para aumentar sus posibilidades de venta. Adquirir unas cortinas nuevas para la propiedad en venta hacen que la misma se vea mejor, como también cortar el césped y arreglar las plantas del jardín harán más atractiva la vivienda para el potencial comprador.

Un aspecto significativo que puede repercutir negativamente en el precio de venta de una propiedad es su entorno, y el propietario interesado en vender una vivienda debe ser consciente de ello, porque el comprador lo utilizará como argumento para negociar un precio más bajo.

La zona en dónde se sitúa la vivienda en venta incidirá en su precio, como también la tranquilidad, cuidado de la misma y otros factores que se deben tener en cuenta.

Si pudiéramos replicar una casa en venta de una zona a otra, la misma tendría un precio de salida diferente, y ello no se debe dejar de lado.

El propietario que vende su vivienda no puede controlar las variables del entorno de su propiedad, y si las mismas son negativas es muy probable que tengan un impacto negativo en el precio de venta que se pretende.

Flexibilidad horaria y disponibilidad para enseñarla.

Es muy importante ofrecer flexibilidad horaria para que el agente inmobiliario pueda visitar la vivienda con potenciales compradores, como también mostrar disposición respecto de los días de visita a la misma.

En el caso concreto de Costa Invest, al contar con un gran número de clientes extranjeros que llegan de todas partes de Europa, el agente inmobiliario necesita realizar visitas a las propiedades en venta incluso los días sábados y domingos.

Se debe tener en cuenta que el cliente comprador extranjero gestiona el tiempo de forma diferente, y necesita de maximizar el mismo para así lograr ver el mayor numero de viviendas en venta en el tiempo del que dispone, el cual muchas veces se limita a un solo fin de semana.

No solo los clientes compradores extranjeros requieren de visitar una vivienda un día sábado o domingo, también muchos potenciales compradores no tienen tiempo de hacerlo durante la semana por motivos laborales.

Cuando el cliente vendedor de una propiedad es flexible con los días y horarios de visita a la vivienda en venta, facilita al agente inmobiliario su trabajo y al mismo tiempo aumenta las posibilidades de que logre venderla.

La venta de una vivienda es una competencia.

Los potenciales clientes compradores no se limitarán a visitar solo una propiedad, muy por el contrario, intentarán visitar el mayor numero de viviendas posibles antes de tomar la decisión de comprar.

Por otro lado, el cliente comprador valorará el coste de aquellas refacciones o mejoras que se deban realizar en la vivienda, con lo cual también se debe tener en cuenta ello al momento de marcar un precio de venta. Al momento de comprar una vivienda, el cliente valora una gran cantidad de variables, y no solo se detiene en el precio.

Vender una vivienda no es una competencia solo de precios!

Por ello, nada mejor que dejar la venta de su vivienda en manos de Costa Invest, una inmobiliaria que cuenta con la experiencia y los recursos necesarios para gestionar la venta de su propiedad.

A través de www.costainvest.com puede entrar en contacto con un equipo de agentes inmobiliarios altamente cualificados, los cuales le ofrecerán una atención personalizada y el asesoramiento necesario para lograr vender su propiedad en las mejores condiciones.

Comments are closed.

Check Also

Reposicionamiento del agente inmobiliario.

Select your language: Luego de las últimas revisiones trimestrales del año los agentes inm…