Home SEO Inmobiliario Qué es la tasa de rebote de una web.

Qué es la tasa de rebote de una web.

La tasa de rebote (bounce rate) es el porcentaje de visitantes, calculado sobre el total, que dejan una web después de ver solo una publicación (página o propiedad publicada).

Significa que los visitantes no hicieron ningún clic en la publicación, y no interactuaron mediante ninguna llamada a la acción (widgets, propiedades relacionadas, botones, etc).

Sería como si una persona entrase a un local comercial, observara los productos, caminara por los pasillos, y saliera por la puerta sin comprar nada. Es decir, un cliente entra y sale del comercio sin realizar ningún tipo de acción.

Es probable que a dicho cliente no le gustara ninguno de los productos ofrecidos, o simplemente no encontró lo que necesitaba.

Algo similar sucede cuando un visitante entra en la web inmobiliaria y sale sin realizar ningún tipo de acción.

Llega a una propiedad en venta, derivado de cualquier medio de difusión, observa las fotografías de la vivienda, lee los datos vinculados, y deja la web sin realizar ninguna acción (ni en la publicación ni en ninguna otra parte de la estructura del sitio de la inmobiliaria).

Cuando una web inmobiliaria tiene una tasa de rebote muy alta, significa que algo no funciona correctamente o que el tipo de producto publicado no interesa.

Los factores pueden ser diversos; que el tipo de propiedad no le resulte atractiva, que el precio de venta exceda sus posibilidades, o que la estructura de la publicación no le agrade.

En cualquier caso, una tasa de rebote muy elevada es un factor negativo para el SEO de la web inmobiliaria.

Cómo calcular la tasa de rebote de una web.

google / seo / blog / web / blogging

La tasa de rebote se refleja con un porcentaje; y las herramientas para webmasters de Google y de Bing lo calculan de forma automática.

Un alto porcentaje en la tasa de rebote, significa que un mayor de número de visitantes abandonan el sitio sin haber visitado otra de sus páginas.

El cálculo de la tasa de rebote de Google Analytics es el siguiente:

Sesiones de una página dividido por el número total de sesiones y multiplicado por 100.

  • 10.000 personas visitan la web inmobiliaria y 2.000 solo visitan una página, entonces la tasa de rebote es del 20%.
  • 2.000 / 10.000 x 100 = 20
¿Por qué la tasa de rebote es tan alta?

Existen muchas razones por las cuales los sitios tienen porcentajes de rebote muy elevados; aunque, en la mayoría de los casos, todo se reduce a dos grandes problemas.

  • Las propiedades en venta no resultan atractivas a los visitantes.
  • Las publicaciones no satisfacen las expectativas de los usuarios.

El primer problema podría estar relacionado con el diseño de la web inmobiliaria, su estructura, navegabilidad, falta de llamada a la acción, por no contar con propiedades relacionadas, por el precio de venta de las viviendas, y por cualquier otra cosa.

Tal vez la página inmobiliaria no se cargue lo suficientemente rápido, quizás no se reproduzca correctamente en el dispositivo móvil del visitante, e incluso puede ser una suma de factores negativos que afecta la experiencia de los visitantes.

En cuanto al segundo problema, el tema es más complejo.

La estructura de la presentación de la propiedades en venta es satisfactoria, la información adjuntada es completa e ilustrativa, y el visitante se siente satisfecho.

El usuario encuentra la propiedad, se informa y abandona la web de la inmobiliaria sin realizar ningún otro tipo de acción dentro del sitio.

Si el visitante encuentra el tipo de propiedad que buscaba puede directamente salir del sitio, como también entrar en contacto con la inmobiliaria.

Además, si el visitante busca diferentes opciones, puede ser que se mantenga navegando en el sitio durante más tiempo, para realizar una búsqueda más exhaustiva de viviendas que se ajusten a sus necesidades.

Sin embargo, si las propiedades en venta se presentan con poca información o de forma muy precaria, probablemente los visitantes abandonen el sitio rápidamente; aumentando así la tasa de rebote.

Una tasa de rebote muy elevada perjudica a la web inmobiliaria en varios aspectos.

  • La tasa de conversión disminuye.
  • Se ofrece una experiencia pobre a los visitantes.
  • Afecta negativamente el posicionamiento del sitio.
  • Perjudica la autoridad del dominio de la inmobiliaria.
  • Se transmite una imagen negativa de la empresa.
¿Tasa de rebote o tasa de salida?

Muchas veces los datos de Google Analytics pueden confundir, y frecuentemente se confunde la tasa de rebote con la tasa de salida, que son dos cosas diferentes.

La tasa de rebote y la tasa de salida son estadísticas distintas, representan datos diferentes, y no tienen relación alguna entre ellas.

La tasa de salida muestra cuántos visitantes vieron una página como su última acción en una sesión.

El visitante llega a la página principal de la web inmobiliaria, realiza una búsqueda en el selector de propiedades del sitio, y se dirige a la vivienda seleccionada.

La página de dicha vivienda en venta se calculará mediante la tasa de salida, porque será la última página del sitio que el usuario visitó.

Mientras que la tasa de rebote indica que el visitante solamente visitó una página de la web inmobiliaria en una de sus sesiones.

Cómo mejorar la tasa de rebote de la web.

Legibilidad de los contenidos.

En la actualidad los visitantes de los sitios quieren sencillez y rapidez en la navegación, y las propiedades publicadas deben estar bien presentadas.

La legibilidad de las publicaciones es un factor muy importante para los buscadores, y existen plugins de WordPress que miden con precisión dicho factor; como por ejemplo SEO by Yoast, que cuenta con un apartado específico para medir la legibilidad de los contenidos.

El tamaño de la fuente y los espacios entre párrafos son factores que inciden directamente en la legibilidad de los contenidos; como también los sliders con las fotografías de las propiedades y otros elementos.

Si bien una web no es un blog, hay que tener en cuenta ciertos factores comunes a cualquier tipo de sitio en internet; como el tipo y tamaño de fuente utilizada, los encabezados, la optimización de los contenidos multimedia adjuntos (vídeos, imágenes, etc).

Si la web inmobiliaria presenta dificultades para la navegación o la información publicada es confusa, los usuarios abandonaran el sitio rápidamente, provocando un aumento en la tasa de rebote.

Al mismo tiempo, la accesibilidad del sitio se vincula a la visualización de los contenidos en los diferentes dispositivos móviles.

Una buena estructura del sitio, intuitiva y sencilla, facilita aumentar la tasa de interacción de los visitantes.

Estructura de enlaces internos.

La vinculación entre las páginas de la web es un factor muy importante, tanto para el SEO como para mejorar la experiencia de los usuarios, y también es una forma muy efectiva de disminuir la tasa de rebote de un sitio.

En tal sentido, una buena estructura de Link Juice es fundamental, porque afecta la navegabilidad y permite transferir autoridad entre las propiedades en venta.

Un problema frecuente en las web inmobiliaria es la repetición sistemática de las direcciones URL de las publicaciones, porque seguramente la inmobiliaria tenga decenas de propiedades publicadas bajo ciertas variables específicas.

Por eso es necesario aplicar las técnicas de Link Juice para transferir autoridad entre las propiedades, y mejorar así el posicionamiento del producto inmobiliario publicado.

La vinculación entre el tipo de propiedad y el producto inmobiliario ofrecido es determinante, para mejorar la experiencia de los visitantes y mejorar la tasa de rebote.

Es importante destacar que una llamada a la acción no es lo mismo que un enlace interno, aunque muchas veces pueden llevar a confusión, y es clave que se diferencien claramente para los usuarios.

Se pueden utilizar enlaces internos dentro de una publicación, aunque sean una llamada a la acción, sin necesidad de sobrecargar los contenidos de enlaces y redirecciones.

Los enlaces internos que no sean una llamada a la acción pueden obstaculizar la tasa de conversión; y en ese caso, se deben eliminar todos los enlaces internos adicionales para que se pueda enfocar al lector en la acción deseada.

Un enlace interno dentro de un contenido colocado de forma incorrecta puede perjudicar la tasa de rebote de la web, y por el contrario, si la vinculación es correcta conseguirá disminuir el porcentaje de rebote.

Información útil y precisa.

A nadie le agrada sentirse engañado, y a los visitantes de una inmobiliaria tampoco.

Engañar a los lectores con títulos o imágenes falsas, que no se relacionan con la propiedad publicada, además de dañar la reputación de la inmobiliaria, provocará el aumento de la tasa de rebote.

Todavía se siguen utilizando en el sector inmobiliario estrategias de dudosa efectividad, que consisten en publicar precios falsos, imágenes de las propiedades retocadas con programas, u obviando cierto tipo de información de la vivienda que puede perjudicar su venta.

Si los usuarios detectan el engaño abandonaran el sitio de inmediato y la tasa de rebote aumentará, perjudicando al mismo tiempo la imagen corporativa de la inmobiliaria.

Cuando un usuario entra en contacto con la inmobiliaria porque le interesa una propiedad, debe encontrar exactamente la misma información que en la web.

Aunque parezca muy simple, todavía hay sitios inmobiliarios que dejan en blanco ciertos apartados de las viviendas publicadas, o que incluso los m² del inmueble no son los reales.

Lo anterior perjudica gravemente la reputación de la inmobiliaria, y toda la información de una propiedad debe ser comprobada antes de de ser publicada.

Propiedades relacionadas.

Incluir viviendas relacionadas al final de las publicaciones de la web es muy efectivo, porque los visitantes podrán encontrar otras propiedades que quizás les puedan interesar, y eso hará que disminuya la tasa de rebote.

La mayoría de las plantillas de WordPress orientadas al sector inmobiliario incluyen la funcionalidad de contenidos relacionados, aunque también existen plugins específicos para colocarlos.

El plugin mostrará automáticamente varias viviendas relacionadas al final de la publicación para que los usuarios puedan visitarlas (sliders, cuadros estáticos, segmentados, etc).

Las propiedades relacionadas pueden ser configuradas para que se muestren de forma específica a los visitantes (tipo de inmueble, zona, región, ciudad, taxonomías, palabras clave, categorías, aleatoriamente, etc).

Los widgets en las barras laterales de la web también ayudan a disminuir la tasa de rebote, y los cuadros emergentes de desplazamiento que sugieren una vivienda también son muy efectivos.

Abrir los enlaces externos en pestañas.

Además de los enlaces internos, en una web inmobiliaria podemos encontrar enlaces externos (artículos del blog inmobiliario, sitios de terceros, etc).

Configurando para que los enlaces externos se abran en nuevas pestañas se consigue disminuir la tasa de rebote.

El editor de WordPress permite configurar que los enlaces se abran en nuevas pestañas de forma muy sencilla con un clic. Sin embargo, es probable que se necesite configurar de forma manual para una llamada a la acción o un widget específico.

Mediante etiquetas HTML se puede conseguir fácilmente que los botones, imágenes o una llamada a la acción se abran en nuevas pestañas.

Utilizando target blank los enlaces se abrirán en otras pestañas, y sirven para generar hipervínculos en imágenes y cualquier tipo de archivo o contenido.

<a href=»https://dominio.com» target=»_blank»> Texto </a>

Colocando este sencillo hipervínculo, cuando un usuario hace clic en un enlace externo se abre automáticamente otra pestaña del navegador.

¿Por qué esto ayuda a disminuir la tasa de rebote?

Porque deja la web inmobiliaria abierta en una pestaña separada del navegador, y el usuario puede regresar después de revisar el enlace externo al contenido original.

Optimizar los enlaces internos de la web.

Anteriormente mencionamos que es conveniente no abusar de los enlaces internos y, al mismo tiempo, la necesidad de colocar algunos en las propiedades.

Sin embargo, conviene profundizar un poco más en las mejores opciones de estrategia de enlaces internos.

Los enlaces internos necesitan un texto ancla, relacionado y vinculado correctamente, para guiar a los visitantes a través de la web inmobiliaria.

No obstante, muchos administradores de sitios inmobiliarios dejan de lado o pasan por alto la importancia del contenido relacionado.

Si la web inmobiliaria tiene antiguas entradas con un buen nivel de tráfico conviene enlazar a dichos contenidos, y generar nuevos enlaces internos para aprovechar la autoridad que tienen dichas publicaciones.

Eso mejorará el posicionamiento de las nuevas publicaciones, y aumentará la probabilidad de que los visitantes hagan clic en otros enlaces.

Por otro lado, los enlaces internos colocados en lugares estratégicos de la estructura de la web son muy importantes.

El encabezado, el pié de página (footer) y la barra lateral son lugares clave de la estructura de un sitio inmobiliario para colocar enlaces relevantes.

Los usuarios pueden encontrar estos enlaces rápidamente y navegar a las páginas que más les interesan del sitio, y eso provocará que la tasa rebote baje de forma significativa.

Combinar distintas llamadas a la acción.

En una web inmobiliaria es necesario combinar las llamadas a la acción, evitando repetir el mismo tipo de estructura y configuración asignada.

Si la inmobiliaria siempre utiliza en su sitio la misma llamada a la acción, disminuye la importancia del contenido de cada página.

Supongamos que un visitante llega a una página determinada de la web inmobiliaria, no a una propiedad en venta, y lo primero que encuentra es una llamada a la acción que dice “Regístrese en nuestro newsletter para estar al tanto de las nuevas propiedades”.

Inmediatamente la atención del usuario es desviada, y la experiencia de navegación resulta negativa.

Es cierto que la base de datos de la inmobiliaria conseguida mediante su newsletter es importante, sin embargo, mucho más importante es que los visitantes se centren en las propiedades en venta.

Las llamadas a la acción deben colocarse en el lugar preciso de la estructura de la web, y la posibilidad de registrarse en el newsletter de la inmobiliaria conviene que el visitante la encuentre en otra parte; por ejemplo, al final de las propiedades publicadas o en el footer del sitio.

Toda llamada a la acción es necesario medirla en sus resultados, y en caso de que no funcione correctamente o disminuya la tasa de rebote de la web, hay que cambiarla de lugar.

Si la llamada a la acción molesta la navegabilidad del visitante o afecta negativamente su experiencia dentro del sitio, seguramente hará que aumente la tasa de rebote.

Acelerar la carga de la web.

Para los buscadores la velocidad de carga de una web es un factor muy importante, y es un factor que también afecta la tasa de rebote.

Es una variable que afecta principalmente a los usuarios de dispositivos móviles y las publicaciones que cargan más rápido en los teléfonos, las tabletas y otro dispositivos similares consiguen un mejor posicionamiento.

Por eso es muy importante para bajar la tasa de rebote de la web inmobiliaria acelerar su carga, particularmente en los dispositivos móviles, y para eso se pueden realizar algunos ajustes que incidirán significativamente en su conjunto en la velocidad de carga.

Según Google, al menos el 10% de los visitantes abandonan los sitios que se cargan en dos segundos, y un 30% lo hacen cuando la velocidad de carga es superior a esos dos segundos.

Publicar las propiedades con vídeos.

Los vídeos para presentar las propiedades en venta son un recurso muy efectivo, particularmente porque ofrecen una experiencia mucho más completa a los visitantes.

Por otro lado, con los vídeos de las viviendas se consigue que los visitantes pasen más tiempo dentro de la web inmobiliaria, y así se consigue mejorar la tasa de rebote.

En una web inmobiliaria, y a diferencia de lo que sucede en un blog inmobiliario, no se pueden utilizar vídeos de terceros.

Es decir, se podrían utilizar vídeos de las propiedades de terceras empresas, aunque probablemente la inmobiliaria se vería envuelta en problemas legales; sin dejar de lado que no estaría ofreciendo un contenido original.

Al mismo tiempo, los vídeos de las propiedades en venta sustituyen a las galerías de imágenes tradicionales, consiguiendo mejores niveles de eficacia.

Además de los vídeos y de las fotografías de las viviendas en venta, la inmobiliaria puede utilizar infografías y documentos descriptivos de las propiedades.

Los anteriores son recursos que mejoran las experiencia de los usuarios, y hacen que la tasa de rebote disminuya.

Analizar el comportamiento de los visitantes.

Es muy importante que la inmobiliaria analice el comportamiento de los usuarios que visitan su página web.

Los informes del comportamiento de los visitantes muestran qué áreas del sitio reciben mayor actividad, dónde las personas dejan de desplazarse y qué porcentaje de visitantes hace clic en un elemento específico.

Este es un fuerte indicador de dónde se deben colocar las llamadas a la acción para conseguir mejorar la tasa de rebote.

Un mapa de calor, por ejemplo, muestra la actividad en un sitio utilizando colores; y la recopilación de estos datos permite decidir dónde colocar elementos en la página de la web inmobiliaria.

 Conclusiones finales para bajar la tasa de rebote de una web.

Para el administrador y/o webmaster de una web inmobiliaria bajar la tasa de rebote es un factor muy importante, porque mejora el posicionamiento del sitio.

Si la web inmobiliaria tiene una tasa de rebote muy alta, las estrategias que explicamos para reducir la misma serán efectivas; porque en definitiva, lo determinante es conseguir que los visitantes permanezcan el mayor tiempo posible dentro del sitio.

Una vez recopilado el comportamiento de los usuarios dentro de la web inmobiliaria, y finalizados los ajustes y las acciones correspondientes, hay que iniciar las pruebas A/B para determinar los resultados obtenidos.

Cuanto mejor se comprenda a los visitantes de la web inmobiliaria, mejores serán las posibilidades de ofrecer una buena experiencia a los usuarios.

A continuación resumimos en una lista las principales acciones para conseguir bajar la tasa de rebote de la web inmobiliaria.

  • Analizar la legibilidad de las publicaciones.
  • Crear una buena estructura de enlaces internos.
  • Ofrecer información precisa y de utilidad a los usuarios.
  • Utilizar la opción de propiedades relacionadas.
  • Abrir los enlaces externos en pestañas independientes.
  • Optimizar los enlaces internos de la web.
  • Combinar distintas llamadas a la acción.
  • Acelerar la carga de la web.
  • Publicar las viviendas con vídeos e infografías.
  • Analizar el comportamiento de los visitantes.
  • Realizar pruebas A/B.
Comments are closed.

Check Also

Cómo optimizar los subtítulos.

Los subtítulos son un factor de análisis SEO importante en los contenidos, y siempre se re…