Home Coaching Inmobiliario El talento es la fuerza de las inmobiliarias.

El talento es la fuerza de las inmobiliarias.

recursos humanos

El talento es uno de los temas del que más se habla en los diferentes sectores comerciales, y sobre todo lo que implica la preparación del talento como la fuerza laboral del futuro.

Los expertos anuncian que la cuarta revolución industrial está cada vez más próxima, y la preparación del talento en los entornos organizacionales se convierte en factor clave para afrontar los nuevos desafíos.

Es clave centrarse en el desarrollo del talento!

Algunos profesionales del sector inmobiliario afirman que se están haciendo esfuerzos para crear una nueva fuerza laboral preparada para los nuevos cambios que se aproximan.

En el sector inmobiliario, el talento también es de gran importancia, y sobre todo es muy importante que las inmobiliarias y los agentes inmobiliarios estén preparados.

No obstante, en el sector inmobiliario todavía se habla muy poco del talento o no lo suficiente.

El talento no es una prioridad para las inmobiliarias.

El talento no parece ser una prioridad para las inmobiliarias, que suelen centrarse en conseguir ventas, cuando en realidad sin talento no hay ventas ni un futuro muy prometedor a mediano y largo plazo.

Los cambios que se están produciendo en el sector inmobiliario en los últimos años, relacionados a los nuevos modelos de gestión y la importancia del talento, parece que todavía no han llegado a muchas inmobiliarias.

La visión poco realista de muchos líderes y managers de agencias inmobiliarias, determina que sus modelos de negocio no están preparados para comenzar a transitar la nueva Revolución 4.0.

Actualmente las inmobiliarias de diferentes partes del mundo basan sus modelos de gestión interna en la Inteligencia Artificial, y sus modelos comerciales en la Big Data.

Sin embargo, las antiguas creencias mantenidas por muchos profesionales del sector, convertidas en falacias, sostienen que no todo se puede adaptar a las distintas realidades.

Lo anterior es una falacia porque se contradice con la intención de la aplicación de las nuevas tecnologías a nivel global, y porque en la práctica cualquier inmobiliaria, y en cualquier parte del mundo, puede utilizar los nuevos modelos y las nuevas tecnologías.

El problema para realizar tales afirmaciones surge de las propias limitaciones y de la falta de conocimiento sobre los nuevos modelos y métodos utilizados.

Evidentemente, si un manager inmobiliario ni siquiera sabe de la existencia de la Inteligencia Artificial, cómo se puede pretender que la utilice para la gestión interna de la inmobiliaria.

¿El sector inmobiliario se está preparando?

A nivel global en el sector inmobiliario, además de la aplicación de nuevas tecnologías y modelos, se están centrando en preparar sus fuerzas laborales para la nueva era que se aproxima.

El talento, como factor clave organizacional para fines comerciales, es una de las mejores herramientas para la Revolución 4.0.

El informe de Deloitte Global de 2018 sobre la preparación comercial para la Industria 4.0, revela la gran cantidad de ejecutivos que están haciendo todo lo posible para crear una fuerza laboral preparada para enfrentar la nueva realidad.

Al mismo tiempo, los datos del informe indican que los ejecutivos están adquiriendo una comprensión mucho más profunda de la Industria 4.0, y son cada vez más conscientes de los desafíos que se les presentan, en particular con respecto a la fuerza laboral y el talento, y están planificando las acciones necesarias para tener éxito en la Industria 4.0 de manera más realista.

¿Y en el sector inmobiliario se están preparando para Revolución 4.0?

Al parecer en algunas partes del mundo sí, aunque la gran mayoría de las inmobiliarias del planeta no están preparando sus fuerzas laborales para enfrentar los nuevos desafíos.

El desajuste de las habilidades en el sector inmobiliario.

La Industria 4.0 se caracteriza, entre otras cosas, por la instrucción de tecnologías más avanzadas (Inteligencia Artificial, Big Data, sistemas predictivos, etc), y por eso los profesionales y trabajadores que entienden cómo utilizar e implementar dichas tecnologías se convierten en el factor clave.

Sin embargo, los cambios se presentan a un ritmo muy elevado, y la adquisición de la habilidades necesarias para la Revolución 4.0 parecen no conseguir mantener el ritmo de la evolución tecnológica.

En el informe de Deloitte Global, el 55% de los profesionales manifestó que el desafío vinculado al talento es el desajuste significativo entre las habilidades actuales de sus empresas, y las que se necesitarán en el futuro.

Por otro lado, el informe deja clara la preocupación de las empresas por la falta de actualización de los sistemas educativos, que no están a la altura de las circunstancias actuales.

No obstante, si bien todos coinciden en que el sistema educativo no está preparado, también asumen su cuota de responsabilidad al no formar en el talento a sus empleados, y algunos hacen hincapié en que las personas no se preocupan en formarse. 

El talento y los agentes inmobiliarios.

Si extrapolamos los resultados obtenidos en el informe al sector inmobiliario, encontramos que los datos se ajustan a la realidad de prácticamente todas las inmobiliarias.

Muchas inmobiliarias no consiguen formar equipos de profesionales cualificados (por las deficiencias del sistema educativo), los agentes no se preocupan en mejorar su formación, y lo que es peor, las agencias no invierten en preparar a sus empleados para los nuevos modelos de gestión comerciales y organizacionales.

Abordar el desajuste de habilidades en el sector inmobiliario es determinante para poder enfrentar la nueva realidad; invirtiendo en formación, aplicando nuevos modelos, e intentando motivar a los agentes para que sigan con su desarrollo profesional.

La clave es enfocarse en el talento.

Incorporar el talento a la organización y desarrollarlo es fundamental para las inmobiliarias, entre otras cosas, porque los líderes inmobiliarios que adoptan la formación como política en sus empresas tienen más confianza en sus equipos.

Al mismo tiempo y derivada de la formación que reciben, los managers inmobiliarios también tienen más confianza en sus habilidades.

En definitiva, el desarrollo del talento del equipo inmobiliario, combinado con el de los roles organizacionales clave de la inmobiliaria, mejora los niveles de productividad comerciales y prepara a la empresa para los nuevos desafíos.

La fuerza laboral de la mayoría de las empresas del sector inmobiliario no está preparada para la Revolución 4.0, aunque todavía están a tiempo de comenzar con el proceso de capacitación y cualificación organizacional.

Aquellas inmobiliarias que adopten los nuevos modelos de gestión interna y los nuevos sistemas tecnológicos, formando simultáneamente a los miembros de sus equipos, conseguirán mejores resultados comerciales.

Mientras que las inmobiliarias que sigan manteniendo sus antiguos modelos y no incorporen los avances tecnológicos, dejando de lado el desarrollo del talento, estarán condicionando seriamente su futuro empresarial.

Comments are closed.

Check Also

Autocrítica ¿Te elegirías como agente?

La autocrítica es un ejercicio fundamental que deben hacer los agentes inmobiliarios para …