Home Web Inmobiliaria Optimización de la web inmobiliaria con Hotjar.

Optimización de la web inmobiliaria con Hotjar.

Hotjar es una herramienta de optimización para sitios web, aunque no es la clásica utilidad, porque profundiza en aspectos sobre los cuales usualmente otras utilidades similares no lo hacen.

Hotjar se centra en el análisis de las zonas clave de la web inmobiliaria, y también utiliza herramientas específicas para detectar el comportamiento de los visitantes.

Si bien las herramientas para webmasters ofrecen mucha información de gran utilidad, no siempre se logra llegar a detectar de forma aislada ciertos elementos clave.

Con dichas herramientas antes mencionadas, podemos analizar los tiempos de visita de los usuarios, navegadores web utilizados, la geolocalización especifica de las visitas, los contenidos más vistos y muchos otros factores.

Sin embargo, Hotjar ofrece otro tipo de utilidades que no se limitan solamente a la recogida de datos, y se centra en el comportamiento de los visitantes.

Por tendencia, lasinmobiliarias en España descuidan aspectos muy básicos de sus web. Sitios con un bajo índice de optimización, subida de imágenes de propiedades en venta sin atributos de indexación, publicaciones sin editar correctamente, y una larga lista de errores casi pueriles.

Los anteriores, son factores que de una forma u otra terminarán afectando de forma negativa a la agencia inmobiliaria. Ahora bien, para entender la funcionalidad de Hotjar como herramienta de optimización, debemos partir de que la web inmobiliaria está optimizada correctamente a nivel técnico.

Optimizar la web inmobiliaria con Hotjar.

Para la inmobiliaria es muy importante lograr aislar el comportamiento de los visitantes a su web, y sobre todo conocer cuáles son las áreas clave que visitan (páginas, propiedades en venta, alquileres, segmentación por idiomas, etc).

Las áreas clave de un sitio web son aquellas que logran la reacción del visitante, y es muy importante lograr definirlas colocar la llamada a la acción más efectiva.

La inmobiliaria que logra definir las zonas clave de sus sitios web, obtiene como beneficio derivado un mejor desarrollo de marca, y también un porcentaje mucho mayor de interacción con los potenciales clientes compradores, disminuyendo al mismo tiempo su tasa de rebote.

Como mencionamos anteriormente, mientras otras herramientas de análisis web ofrecen datos a interpretar, Hotjar muestra una imagen clara del comportamiento de los visitantes y de las zonas del sitio web a mejorar.

Mediante diversas utilidades especificas se obtienen datos del sitio, y los mismos se muestran en forma de gráficos muy claros y sencillos de entender.

A través de una imagen clara de los puntos fuertes y débiles se pueden realizar modificaciones para lograr cambios de mayor impacto y en el menor tiempo posible.

El concepto de Hotjar se parece mucho al de una partida de ajedrez, en la cual es necesario tener una imagen clara y con buena perspectiva del tablero. La web debe considerarse de forma similar; es decir, primero procede obtener una imagen analítica clara del sitio para posteriormente comenzar a realizar los movimientos.

Sin una visión clara del rendimiento real de su sitio la agencia inmobiliaria no podrá realizar los cambios necesarios para conseguir mejores resultados.

Para obtener una visión completa y bien definida Hotjar se centra en tres puntos básicos.

Aparte de los puntos básicos de acción que utiliza Hotjar, podemos combinar unas simples aunque muy efectivas preguntas para conseguir mejores resultados:

  • ¿Qué es lo que lleva a los visitantes a la web inmobiliaria?
  • ¿Qué persuade a los visitantes a ponerse en contacto con la empresa?
  • ¿Desde dónde abandonan los visitantes el sitio y por qué?

Son tres preguntas muy simples, aunque sus respuestas permitirán a la inmobiliaria descubrir algo muy importante: el rendimiento de su página web.

Conocer la intención de los visitantes.

La inmobiliaria tiene lograr detectar qué provoca las visitas a su web, que no es lo mismo que simplemente identificar desde dónde llegan los usuarios (páginas en las redes sociales, blogs satélites, directorios, búsquedas en Google, portales inmobiliarios, etc).

Hablamos de comportamientos, no de que los visitantes llegaron desde un enlace generado en una red social o mediante un directorio inmobiliario. Descubriendo el qué, la inmobiliaria podrá implementar estrategias más efectivas para conectar con sus potenciales clientes compradores.

Encontrando las respuestas a dichas preguntas se podrán realizar cambios en la interfaz de la web para mejorar la experiencia del usuario, y si la inmobiliaria logra entender la intención de los usuarios, podrá ajustar sus mecanismos de llamada a la acción.

Estimular la llamada a la acción de los visitantes de la web representa el primer paso para lograr captar a los potenciales clientes compradores.

Con Hotjar es muy simple detectar cuáles son las mejores zonas de un sitio para colocar los botones de llamada a la acción.

Hay que definir claramente qué tipo de propiedades en venta visualizan los visitantes de la web, para ajustar al máximo los mecanismos de llamada a la acción.

Una web inmobiliaria con miles de visitas al día, debe en consecuencia por lo menos tener decenas de respuestas en forma de correos, porque de no ser así evidentemente algo falla.

Es fundamental lograr conseguir una proporción realmente productiva, entre el número de visitas y las respuestas positivas de llamada a la acción.

Eliminar las barreras de la web.

Si la inmobiliaria no entiende dónde y por qué sus visitantes están dejando su página web, realmente no se puede mejorar la experiencia del usuario; y por supuesto en consecuencia no se conseguirán buenos resultados.

En el sector inmobiliario de España es frecuente detectar la web sin llamadas a la acción o con imágenes que no aportan nada al visitante.

Lo anterior se convierte en una mala experiencia para el usuario, y es altamente probable que el usuario no regrese al sitio.

Como consecuencia de lo anterior, la inmobiliaria no solo está desperdiciando recursos, también puede estar perdiendo la posibilidad de captar a potenciales clientes compradores.

En una web inmobiliaria, la combinación más frecuente de encontrar es la de imágenes y precios, sin argumento de compra alguno. Sin justificar el precio de la propiedad en venta y sin una llamada a la acción efectiva, es lógico que el visitante abandone el sitio.

Sin embargo, utilizando ciertos mecanismos, se puede justificar el precio de una vivienda en venta y captar la atención del potencial cliente. La inmobiliaria debe optimizar su página web, para lograr captar la atención de los visitantes, y que los mismos se conviertan en potenciales clientes compradores.

El modelo tradicional de promoción inmobiliaria es obsoleto. No se pueden promocionar las propiedades en venta de la web inmobiliaria mediante la formula tan precaria como: imágenes, precio y datos.

Hay que aportar algo más al visitante de la web inmobiliaria, estimular la llamada a la acción y que su experiencia sea positiva. Las imágenes de las propiedades en venta de mala calidad, transmiten desconfianza al visitante y se convierten en una experiencia negativa.

El precio de las no se puede colocar en cualquier lugar de la estructura del sitio, porque ahí puede estar precisamente el por qué del abandono del visitantede la web. Por eso Hotjar es tan efectivo, porque aísla las zonas de baja productividad del sitio para modificarlas.

La inmobiliaria debe centrarse en eliminar sus propias barreras; es decir, analizar y detectar claramente cuáles son los puntos de abandono de sus visitas.

Hotjar permite rápidamente detectar los puntos débiles del sitio, como también identificar aquellas zonas “fuertes” de la misma.

Aumentar la tasa de conversión.

¿Qué está comprando realmente el cliente de la inmobiliaria? Hoy en día, desde del sector inmobiliario hay que transmitir ciertos valores.

Los clientes no solo buscan comprar una vivienda, también necesitan de una buena atención al cliente y de un correcto servicio post-venta.

Si la inmobiliaria solo se centra en intentar vender casas, al estilo “producto inmobiliario”, deja de lado uno de los reclamos más potentes para los clientes: el servicio.

En España las inmobiliarias se cuentan literalmente por miles, y sin embargo las que realmente consiguen buenos resultados a nivel empresarial son muy pocas.

¿Qué distingue a una inmobiliaria de otra? Ahí reside la cuestión determinante para conseguir buenos resultados.

Por supuesto que el grado diferencial es tanto a nivel empresarial como organizacional, y que los recursos disponibles también hacen la diferencia (humanos, económicos, tecnológicos, estructurales, etc).

El cliente de la inmobiliaria no solo busca un “producto en forma de vivienda”, también puede estar buscando un cambio de entorno, un estilo de vida diferente o un lugar de descanso.

La web inmobiliaria debe transmitir mucho más que imágenes y precios de propiedades en venta.

Al potencial cliente comprador, no solo se le capta mediante precios e imágenes, hay que trasmitirle valores y sensaciones.

Los clientes de una tienda de bricolaje no compran herramientas, buscan en realidad mejorar su vivienda. El ejemplo anterior deja claro algo muy importante: el producto a vender es una cosa y el motivo de compra del cliente es otra.

La inmobiliaria a través de su página web debe transmitir ciertos valores: confianza, honestidad, seriedad, profesionalidad, atención personalizada, etc.

Hotjar es una herramienta muy efectiva para detectar los puntos fuertes y débiles de un sitio, y para una inmobiliaria es muy importante conseguir buenos resultados a través de su página web.

Daniel Costa Lerena

Author and Editor.

Comments are closed.

Check Also

Organizar la estructura de la web inmobiliaria.

Organizar la estructura de la web inmobiliaria es un factor muy importarte, para facilitar…