Home Coaching Inmobiliario El mensaje que envía el agente inmobiliario.

El mensaje que envía el agente inmobiliario.

El mensaje de un agente inmobiliario es la oportunidad de causar una buena impresión, aunque muchos profesionales del sector desperdician la oportunidad de transmitir un mensaje positivo.

Cada interacción que el agente tiene con otros afecta de un modo u otro su reputación y su imagen, y es algo en lo que hay que prestar especial atención.

Los agentes inmobiliarios envían constantes mensajes en su entorno profesional, con sus colegas, colaboradores, clientes y personas con las que se relacionan a diario, incluso fuera de su trabajo.

La primera, la segunda y cada impresión es la que cuenta!

Esos mensajes que transmiten constantemente los agentes pueden pasar desapercibidos, aunque siempre están ahí, condicionando su desarrollo profesional y personal.

Muchas inmobiliarias incluyen en sus modelos de mejora continua el elemento de las comunicaciones interpersonales de sus agentes, y cómo estas afectan las sinergias internas de la empresa.

Porque para las empresas del sector inmobiliario, debería ser un asunto de gran importancia los mensajes que envían sus agentes con sus actitudes y comportamientos, porque en definitiva también está en juego la imagen y la reputación de la inmobiliaria.

Por eso es tan importante el rol del agente inmobiliario asertivo a nivel comercial y organizacional.

¿Qué mensaje está enviando el agente inmobiliario?

  • El mensaje en las relaciones comerciales. 

¿Es conocido como alguien fácil para trabajar?

El sector inmobiliario es muy competitivo, por lo tanto los colegas en cierto modo son competidores, ¿pero es respetuoso con sus colegas?

¿Trata a los referidos y a las personas que los envían como se debe?

¿Son todas sus transacciones y gestiones comerciales sin conflictos?

Para una inmobiliaria es muy importante desarrollar y fomentar relaciones sólidas y respetuosas entre los agentes, y es algo que significará la diferencia, tanto a nivel interno como externo para la organización.

  • El  mensaje y la relación con los clientes. 

¿Se mantiene en contacto con su esfera de influencia de alguna manera cada mes?

¿Cuándo fue la última vez que contactó a sus clientes anteriores, ya sea por teléfono o en persona?

¿Tiene una base de datos sólida que incluya a todos sus clientes actuales y pasados?

¿Cuándo fue la última vez que actualizó su base de datos de clientes?

Una de las mejores cosas que puede hacer un agente inmobiliario para conseguir referidos es mantenerse en la mente de sus clientes y colaboradores.

Mantenga contacto con ellos, un mensaje por teléfono o email, una llamada, una visita para saludar, por cualquier medio es importante que sus clientes colaboradores sepan que los tiene presente y que los aprecia.

En lugar de estar constantemente persiguiendo nuevos clientes y oportunidades, aproveche los lazos comerciales que generó en el pasado.

Cuide a los clientes que ya tiene!

  • Los modales importan. 

En un mundo donde todos parecen estar mirando sus teléfonos inteligentes las 24 horas del día, los 7 días de la semana, ¿guarda el suyo cuando entabla una conversación con alguien?

¿Está usted presente en esa conversación, escuchando activamente y participando en lo que se dice?

¿Está haciendo contacto visual y haciendo que la otra persona se sienta como si fuera importante?

¿Siempre se acuerda de decir por favor, gracias y disculpe?

Tanto personal como profesionalmente, presentarse como alguien que es educado y agradable no es anticuado, es una forma inteligente y poderosa de cultivar grandes relaciones.

La formación es una cosa y la educación es otra, y los agentes inmobiliarios si bien deben estar bien formados a nivel profesional, también tienen que ser educados.

La educación es la mejor carta de presentación de un agente, y siempre debe primar en las relaciones con los clientes y los compañeros de trabajo de la inmobiliaria.

  • La puntualidad frente a la tardanza. 

La impuntualidad y los retrasos en el mundo de hoy siguen siendo un problema de falta de profesionalidad, y también una falta de respeto hacia las otras partes interesadas.

¿Se toma el tiempo necesario para llegar a sus citas?

¿Siempre llega puntualmente a las reuniones de la inmobiliaria

¿Se compromete con su tiempo y con el de los demás?

El agente debe demostrar que realmente se interesa por los otros respetando las horas pactadas, tiene que transmitir un mensaje claro de que está comprometido con sus clientes y con su profesión siendo puntual.

Es cierto que los contratiempos pueden surgir en cualquier momento, y los imprevistos están a la orden del día, sin embargo, ante tales situaciones inesperadas que representen un retraso, hay que avisar a la otra persona de que se llegará tarde a la cita y explicar por qué.

Por ejemplo, avisar de que llegará tarde porque está en un atasco en medio del tráfico no es una excusa, es una forma de explicar su retraso y evitar ofender a la otra parte.

Los agentes inmobiliarios siempre deben enviar un mensaje claro y positivo en sus relaciones interpersonales, y aunque sea la décima vez que se encuentra con el cliente su actitud siempre debe ser la misma.

La educación, el respeto, la empatía y la cordialidad siempre deben estar incluidos en el mensaje de un agente inmobiliario profesional.

Un buen agente es un buen vendedor, y nunca olvida que las formas importan!

Comments are closed.

Check Also

Coaching inmobiliario de alto rendimiento.

El coaching de alto rendimiento es un campo relativamente nuevo, y aunque Sócrates lanzó a…