Home Alquileres Cómo mejorar una vivienda para alquilar.

Cómo mejorar una vivienda para alquilar.

Para los propietarios mejorar sus viviendas para alquilar es un factor muy importante, porque la vivienda se convertirá en más atractiva al momento de competir en el mercado de alquileres.

Además, los propietarios pueden pedir más dinero por el alquiler de su vivienda cuando ésta ofrece ciertas calidades y un mayor grado de confort.

A nivel profesional lo que cualquier agente inmobiliario recomendaría es hacer Home Staging en la propiedad, aunque para algunos propietarios esto puede resultar un tanto costoso.

Sin embargo, los propietarios pueden tener en cuenta algunos factores básicos para mejorar sus viviendas y alquilarlas más rápido y a un mejor precio.

Cómo mejorar una propiedad para alquilar.

Utilizar trucos de decoración.

Hay muchos trucos de decoración que pueden renovar una vivienda con unos pocos cambios, simplemente utilizando elementos que son tendencias y le brindan un aspecto moderno y confortable a la propiedad.

Utilizar colores neutros para las paredes, adornos minimalistas y dejar de lado por un momento los gustos personales pueden ser algunos aspectos elementales a tener en cuenta por parte de los propietarios para alquilar su vivienda.

En nuestro blog inmobiliario contamos con una categoría de decoración en la cual compartimos ideas e información sobre tendencias y estilos que imponen, colores de moda y trucos para dejar una vivienda con estilo moderno y atractivo.

Disimular los puntos débiles.

Intentar disimular los puntos débiles de una vivienda en alquiler no es engañar a nadie, simplemente es provocar un cambio de perspectiva, y la primera impresión siempre es la que cuenta.

Si los dormitorios son pequeños conviene evitar los muebles demasiado grandes, y por otro lado, si el salón cuenta con espacio suficiente una mesa de grandes dimensiones se convertirá en el centro de atención.

El tamaño de los muebles es un aspecto muy importante, y no siempre los más bonitos resultan los más convenientes. Hay que tener en cuenta las dimensiones de las habitaciones de la casa.

Los pequeños detalles hacen la diferencia.

Cuando una propiedad está en perfectas condiciones para ser alquilada cualquier pequeño desperfecto crece exponencialmente.

Las lámparas que no funcionan, las bisagras de las puertas que hacen ruido o rasguños en las paredes pueden afectar negativamente la imagen de una propiedad.

Al momento de alquilar una vivienda cada detalle cuenta y hay que tener a todos en cuenta, incluso los más pequeños o insignificantes.

El público objetivo.

Cada tipo de propiedad y cada zona tienen un tipo de inquilino, lo que podemos definir como el público objetivo al cual hay que llegar para captar su atención.

Las personas jóvenes se fijaran en ciertos detalles de la vivienda que no serán importantes para las personas mayores y viceversa, y tampoco serán iguales las necesidades de un inquilino que desea estar por largo tiempo alquilando que para uno que solamente estará en la temporada de verano.

No son detalles menores, y definir el tipo de inquilino incidirá sustancialmente en la rapidez en la que se alquile la vivienda.

Reparar lo dañado.

Para los potenciales inquilinos la primera impresión es la que cuenta, y probablemente definirá si finalmente alquilan o no la vivienda.

Por eso es muy importante arreglar cualquier desperfecto menor, como enchufes o detalles que pueden perjudicar la imagen que transmite la propiedad.

Para los inquilinos no es suficiente contar con que el propietario eventualmente arreglará esos desperfectos.

Mejorar los baños.

Los baños son habitaciones muy importantes en una propiedad, y por supuesto los potenciales inquilinos prestarán especial atención a su estado.

Si el plato de ducha tiene cortina hay que quitarla, porque transmite mala imagen y una mampara de ducha cuesta poco dinero y se convierte en una inversión.

Los grifos demasiado viejos también conviene cambiarlos y no resultan muy costosos.

Mejorar las cocinas.

Las cocinas, al igual que los baños, son zonas de las casas muy transitadas y sensibles al deterioro y los desperfectos.

Los tiradores de los muebles de cocina suelen deteriorarse con el paso del tiempo, y muchas veces los azulejos y los suelos también.

Los electrodomésticos también son muy importantes, y si fueran muy antiguos o estuvieran demasiado deteriorados es mejor cambiarlos que intentar repararlos.

La puesta en escena.

Como hemos mencionado anteriormente, para los potenciales inquilinos la primera impresión de la propiedad es la que cuenta, y por eso es necesario arreglar la vivienda para que sea visitada.

Antes de una visita programada es conveniente ventilar la vivienda, y si fuera necesario lavar las cortinas y limpiar los asientos y los muebles en general.

Es muy importante que la propiedad en alquiler esté limpia y sin malos olores que puedan influir negativamente en su posible alquiler.

Además, las imágenes de las propiedades en alquiler tienen que ser atractivas para captar la atención de los potenciales inquilinos, recordemos que en los portales inmobiliarios suelen publicarse cientos de viviendas para alquilar y el mercado por momentos parece saturarse.

Realizar pequeños cambios en la vivienda, pintar las viejas paredes o cambiar algunos muebles que llegaron al final de su vida útil pueden facilitar el alquiler de una propiedad.

Costa Invest ® Empresa Gestora de Viviendas Turísticas EGVT-794-A
Comments are closed.

Check Also

Desistimiento del contrato de alquiler.

El desistimiento del contrato de alquiler es el derecho que tienen los inquilinos a renunc…