Home Alquileres Flexibilización de la ley de alquileres en España.

Flexibilización de la ley de alquileres en España.

alquileres España

Para flexibilizar el mercado de la vivienda en España en 1994 fue creada la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU); la ley de alquileres urbanos sufrió distintas modificaciones para adaptarse a las circunstancias.

Las primeras modificaciones en la ley de alquileres de España del año 1994 se introdujeron en el 2013, y modificaron algunos aspectos relevantes en cuanto a los arrendamientos urbanos.

  • Duración mínima del contrato de alquiler de viviendas. 

La duración mínima de los contratos de alquiler se redujo a tres años; y si el alquiler fue establecido por un período de tiempo menor, el inquilino debe comunicar su intención de no renovar el contrato de alquiler treinta días antes del vencimiento del mismo.

En caso contrario, el contrato de alquiler de la vivienda se prorroga automáticamente cada doce meses hasta llegar a los tres años.

  • Reducción de la prorroga tácita de los alquileres. 

Si llegada la fecha de finalización del contrato de alquiler, y ninguna de las partes (propietario o inquilino) notifica a la otra su deseo de finalizar dicho contrato, el mismo se prorroga un año más.

  • No es obligatoria la exposición expresa de causas. 

Si el propietario de la vivienda desea recuperar su casa para utilizarla como residencia permanente, transcurrido el primer año del contrato de alquiler, basta con que notifique al inquilino dos meses antes de la finalización del contrato.

  • Cancelación del contrato de alquiler. 

A los seis meses de transcurridos la firma del contrato de alquiler, notificando los treinta días previos, el mismo se puede cancelar.

Si el inquilino de la vivienda pretende una indemnización es necesario que la situación se hubiera pactado previamente por ambas partes.

  • Actualización en el precio del alquiler. 

La actualización del precio del alquiler de la vivienda se puede producir cada año de cumplimiento del contrato, y en abril del 2015 dicha modificación remarca que solamente se puede producir un ajuste en el precio si fue pactado de mutuo acuerdo por las partes.

Dicho pacto entre ambas partes (propietario e inquilino), debe quedar establecido en el contrato de alquiler, y debe reflejarse la forma en que se producirá la actualización del precio del alquiler (de no ser así se utilizará el índice de garantía de competitividad).

  • Alquileres de viviendas con fines turísticos. 

Los alquileres por temporada o de corto plazo, no fueron afectados por dicha modificación de la ley de arrendamiento mencionada.

  • El pago de la escritura del contrato de alquiler. 

El artículo 1555.3 del Código Civil de España, establece que el inquilino está obligado al pago de los gastos derivados de la escritura del contrato de alquiler.

Aunque en la práctica, el propietario de la vivienda y el inquilino, suelen discutir el pago del importe por concepto de los gastos derivados de la escritura del alquiler.

Costa Invest ® Empresa Gestora de Viviendas Turísticas EGVT-794-A

Fuente: BOE – España

Comments are closed.

Check Also

Las ventajas de alquilar una vivienda.

Alquilar ofrece varias ventajas, entre ellas la posibilidad de cambiar de residencia y ada…