Home Coaching Inmobiliario Estructura organizacional inmobiliaria.

Estructura organizacional inmobiliaria.

Select your language: en pl fr ru

La estructura organizacional de la agencia inmobiliaria determinará su forma de gestión, condicionando su rendimiento empresarial y la productividad de cada agente inmobiliario y miembro de la misma, como también la percepción que los clientes de la inmobiliaria tengan de ésta.

La estructura organizacional de la agencia inmobiliaria incidirá directamente en la relación del agente inmobiliario con la empresa y, eventualmente, su productividad se verá afectada de forma positiva o negativa.

Si bien el agente inmobiliario en el desarrollo diario de su profesión deberá adaptarse y lograr ser efectivo, la agencia inmobiliaria también deberá como organización establecer un sistema organizacional efectivo.

Es muy frecuente encontrar el caso del agente inmobiliario que se desvincula de una agencia inmobiliaria precisamente por que ésta carece de un modelo organizacional efectivo y, curiosamente, los responsables de la agencia inmobiliaria en tales situaciones suelen argumentar que el problema lo tiene el agente inmobiliario, mostrando así su incapacidad de auto-análisis organizacional.

Lo anterior no es realizar una apología en favor del agente inmobiliario que se desvincula de una agencia inmobiliaria, porque cada caso se debe analizar de forma particular, aunque muchos de éstos casos son propiciados porque directamente la agencia inmobiliaria ni siquiera reconoce su propio modelo organizacional.

La efectividad del modelo organizacional de la agencia inmobiliaria se puede valorar a través del análisis de los resultados funcionales obtenidos, y dichos análisis deben estar sustentados por informes argumentativos, los cuales no siempre se deben valorar estrictamente desde lo económico.

Lo anterior es un punto altamente importante, porque cuando una agencia inmobiliaria solo valora como resultados positivos los beneficios económicos, puede estar cometiendo un error estratégico a largo plazo.

Por supuesto una agencia inmobiliaria debe valorar los resultados económicos como cualquier empresa, y ello se traduce precisamente desde los beneficios económicos alcanzados, aunque no siempre ellos representan ni mucho menos que como organización la agencia inmobiliaria sea efectiva.

Una agencia inmobiliaria no es una empresa que se establezca con objetivos a corto plazo para una vez alcanzados éstos diversificar su área de actuación, porque una inmobiliaria tiene marcos y limitaciones vinculados a su área de actuación empresarial bien definidos y pocos flexibles.

Lo anterior referido claro está a la pequeña y mediana agencia inmobiliaria, no haciendo referencia a grupos inmobiliarios los cuales diversifican sus actividades inmobiliarias respaldados por fuertes inversiones económicas.

Una pequeña o mediana agencia inmobiliaria ni siquiera está en condiciones de proyectar en sus comienzos algo así ni mucho menos, deberá centrar todos sus recursos en posicionarse e ir avanzando poco a poco en la consecución de sus objetivos organizacionales estratégicos.

Precisamente, la pequeña y mediana agencia inmobiliaria que logra establecer una solida estructura organizacional, obtiene como primer beneficio el poder seguir operando como empresa, y las que no logran interpretar la inmobiliaria como una organización o no entienden la necesidad de establecer una estructura organizacional efectiva, terminan en el fracaso empresarial.

Elementos de la estructura organizacional inmobiliaria.

Dependiendo de los autores podremos encontrar sensibles diferencias en cuanto cuáles son los elementos fundamentales de la agencia inmobiliaria como organización, no obstante ello, podemos establecer en lineas generales algunos elementos dentro de la estructura inmobiliaria que son clave.

Para lograr una mejor comprensión de la vinculación de dichos elementos y entender cómo condicionan el funcionamiento de una agencia inmobiliaria, los abordaremos desde dos áreas que son el resultado de la suma de los mismos:

  • La gestión administrativa inmobiliaria.
  • El equipo de la agencia inmobiliaria.

La gestión administrativa de la agencia inmobiliaria.

La gestión administrativa de la agencia inmobiliaria no debe confundirse con el concepto de administración empresarial, sino que debe vincularse al concepto de la burocracia organizacional como forma de funcionamiento interno.

Caracterizada y fundamentada ésta en la estandarización de los procesos de gestión internos, los cuales al ser rutinarios dentro del ámbito de la agencia inmobiliaria para ser efectivos procede que sean especializados y pautados mediante reglas formales de actuación.

En tal sentido, la gestión interna de la agencia inmobiliaria debe contemplar diferentes aspectos, los cuales incluso a priori no parecen estar fuertemente vinculados aunque sí relacionados como por ejemplo:

  • Áreas funcionales de la inmobiliaria.
  • Competencias asignadas y responsabilidades adquiridas.
  • Control y supervisión de la productividad.
  • Especialización del agente inmobiliario.
  • Pirámide jerárquica y liderazgo.
  • Recursos Humanos y relaciones interpersonales.
  • Toma de decisiones y resolución de problemas.
  • Relaciones internas y externas de la inmobiliaria.

Lo que es fundamental para la agencia inmobiliaria es que dicha forma de gestión administrativa interna no se convierta en un factor limitador para el agente inmobiliario y por ende para la propia inmobiliaria, lo cual puede afectar negativamente la productividad global de la empresa.

La metodología utilizada para tales menesteres por la agencia inmobiliaria, no solo representará su forma de funcionamiento y relacionamiento interno, también generará vínculos externos, y dicha metodología será el resultado del conjunto de técnicas implementadas por la inmobiliaria como organización.

Cuando las áreas de la agencia inmobiliaria están bien definidas y cada miembro de la organización tiene claras sus competencias no hay por qué preocuparse, el problema surge cuando la inmobiliaria no está compartimentada en sus funciones internas por áreas o no define de forma precisa las competencias individuales de sus miembros.

Incluso si fuera el caso de que la agencia inmobiliaria tiene bien definidas sus áreas internas y las competencias están asignadas de forma precisa, como organización se debe ir un paso más allá para lograr el máximo nivel de productividad.

Es determinante que las áreas de trabajo de la agencia inmobiliaria estén fuertemente vinculadas, que funcionen de forma eficiente y que logren establecer objetivos comunes.

Nada de lo anteriormente descrito puede sustentarse sin una bien definida pirámide organizacional, la cual por tendencia en la pequeña y mediana agencia inmobiliaria tiene en la cima al propietario de ésta.

Cuando la pequeña o mediana agencia inmobiliaria cuenta con varios socios, es muy importante definir claramente sobre cuál de ellos recaerá la figura del líder organizacional; incluso cuando la inmobiliaria tiene un solo propietario, éste deberá decidir si es conveniente o no que dicha figura recaiga sobre él.

Un líder organizacional inmobiliario debe contar con ciertas habilidades para organizar y mantener al equipo de trabajo inmobiliario motivado, siempre ello orientado hacia los objetivos previamente establecidos.

Al mismo tiempo, el líder de la agencia inmobiliaria deberá supervisar, evaluar, gestionar, tomar decisiones y convertirse en el agente facilitador de los miembros del equipo inmobiliario.

Los valores organizacionales deben estar reflejados en la conducta y el comportamiento del líder de la agencia inmobiliaria, siendo éste el espejo en dónde todos los miembros de la organización se vean reflejados.

El equipo de trabajo de la agencia inmobiliaria.

El equipo de trabajo de la agencia inmobiliaria es el punto de inflexión a nivel organizacional, el cual puede inclinar la balanza de la inmobiliaria como empresa en un sentido u otro.

Si bien la figura del agente inmobiliario dentro del equipo de trabajo de la agencia inmobiliaria cobra una especial relevancia, hay otros activos organizacionales que la agencia inmobiliaria no debe excluir del mismo.

Cuando una agencia inmobiliaria se basa solo en la figura del agente inmobiliario para formar su equipo de trabajo, comete una imprudencia al estar desaprovechando sus recursos, porque cada miembro de la organización de una forma u otra pertenece a dicho equipo de trabajo y puede generar sinergias positivas.

El equipo de trabajo de la agencia inmobiliaria debe estar formado por el conjunto de los miembros de la organización, sin exclusiones de ningún tipo y con competencias claramente definidas; solo siendo relevante a nivel organizacional las habilidades que cada miembro aporte al equipo, sus conocimientos y experiencia específica de acuerdo a su rol dentro de la empresa.

El líder organizacional es determinante y no solo porque será el guía del equipo de trabajo de la agencia inmobiliaria, sino porque también deberá generar el sentimiento de pertenencia en cada miembro de la organización, como también será el responsable de generar las sinergias positivas internas.

La agencia inmobiliaria que logra conformar un solido equipo de trabajo, tiene las condiciones necesarias para lograr sus objetivos tanto organizacionales como empresariales, y aquí surge un elemento clave: mantener a los miembros del equipo dentro de la empresa.

Lo anterior es algo especialmente dificultoso dentro del ámbito de una inmobiliaria, porque por tendencia el agente inmobiliario refleja un marcado perfil individualista.

Sin dejar de lado que el ambiente inmobiliario es altamente competitivo y promueve precisamente el comportamiento individualista entre sus miembros, lo cual no implica que el líder organizacional logre conformar un solido equipo de trabajo ni mucho menos, aunque deberá tener presente las variables mencionadas.

Para lograr conformar un equipo de trabajo solido dentro de la agencia inmobiliaria, procede estar en estado de supervisión constante, promover los valores organizacionales a nivel interno y desarrollar estrategias que faciliten la permanencia de los miembros del equipo dentro de la empresa.

Cuando un equipo inmobiliario no se logra mantener en el tiempo, es evidente que algunos mecanismos organizacionales están fallando dentro de la agencia inmobiliaria.

En muchas ocasiones la agencia inmobiliaria falla en el momento mismo de tomar la decisión de incorporar un nuevo miembro al equipo de trabajo, y cuando ello sucede es solo cuestión de tiempo para que dicho miembro abandone la empresa o eventualmente sea despedido.

También se producen otros escenarios, como cuando el nuevo miembro del equipo de trabajo de la agencia inmobiliaria es productivo y dicha productividad comienza a descender por no sentirse cómodo dentro de la organización, incluso llegando a tomar la decisión de macharse de la empresa cuando el nivel de incomodidad es demasiado elevado.

Una forma de lograr una solida y funcional estructura organizacional inmobiliaria es a través de la previa planificación estratégica, orientada hacia el logro de los objetivos establecidos, y para ello la gestión interna, el liderazgo organizacional y el equipo de trabajo de la agencia inmobiliaria son elementos determinantes.

Comments are closed.

Check Also

Los anuncios de empleo de la inmobiliaria.

Select your language: La incorporación de personal a la inmobiliaria puede gestionarse de …