Home Marketing Inmobiliario Errores de las inmobiliarias en YouTube.

Errores de las inmobiliarias en YouTube.

Los errores de las inmobiliarias en YouTube representan desaprovechar el potencial de la mayor plataforma de contenidos multimedia de la actualidad.

Si bien otras plataformas o redes sociales han implementado los vídeos como formato de archivo de distribución de contenidos, YouTube sigue manteniendo el liderazgo en cuanto al número de usuarios activos que visualizan los vídeos.

Sin dejar de lado que es una plataforma exclusivamente dedicada a los vídeos y se excluye la posibilidad de publicar cualquier otro tipo de formato, por eso el canal de la inmobiliaria en YouTube es una herramienta de marketing tan importante, y evitar los errores es un factor clave.

Errores más frecuentes en YouTube.

youtube inmobiliaria

Los vídeos en YouTube se difunden solos. 

Plantearse expectativas por encima de la realidad no es nada bueno, y pensar que los vídeos se viralizan solos es el primer error a evitar por parte de las inmobiliarias.

Muchas empresas del sector inmobiliario comienzan desde la idea equivocada de que para lograr el éxito solo basta subir un par de vídeos, por ejemplo algunas visitas virtuales de propiedades en venta que resulten atractivas.

Sin embargo, en YouTube hay millones de tours virtuales a espectaculares propiedades, y por supuesto cientos de millones más de contenidos de otro tipo, y eso hace que la competencia sea bastante difícil.

Por eso es muy importante difundir los vídeos inmobiliarios a través de otras plataformas, redes sociales e incluso en la propia web inmobiliaria.

La difusión de los vídeos requiere de mucho trabajo, y comienza en el momento exacto en que la inmobiliaria publica su contenido, aunque en realidad la planificación debe hacerse con mucha antelación.

El número de visualizaciones es lo más importante. 

El número de visualizaciones de los vídeos de la inmobiliaria no significa necesariamente una buena tasa de conversión, y mucho menos aumentar el cierre de ventas, es un factor que no tiene nada que ver con los resultados comerciales.

Incluso las visualizaciones pueden adquirirse por otras vías no convencionales, algo a lo que recurren muchas empresas del sector inmobiliario, sin conseguir por supuesto ningún retorno comercial.

En YouTube se pueden conseguir millones de visitas con un solo contenido, y también es cierto que es algo poco frecuente de conseguir.

Lo sencillo y las fórmulas mágicas no existen, aunque en YouTube sí podemos encontrar mucho talento y creatividad, y para las inmobiliarias esto debe ser tenido muy en cuenta al momento de subir sus vídeos.

YouTube debe considerarse otra vía de publicidad inmobiliaria, con un gran potencial, aunque ofreciendo pocas probabilidades de cierres de venta.

Hay que comenzar poco a poco. 

Un error frecuente de las inmobiliarias en YouTube es comenzar a subir vídeos sin contar con una buena estrategia de producción y, lo que es peor, sin tener material disponible para una previsión de corto y mediano plazo.

Los vídeos de las propiedades en venta requieren de una buena producción, y también de profesionales cualificados para conseguir resultados de calidad profesional.

La calidad de las visitas virtuales a las viviendas tiene que ser muy elevada, porque de lo contrario los resultados serán negativos.

Antes de subir el primer vídeo a su canal, las inmobiliarias tienen que contar con un número suficiente de contenidos editados y optimizados, para desde el comienzo conseguir mantener una frecuencia regular de publicaciones.

En YouTube una pequeña inmobiliaria no significa que no pueda tener éxito con sus vídeos, precisamente, lo interesante de la plataforma es que cualquier empresa puede conseguir buenos resultados.

Hay infinidad de ejemplos en los cuales muchas pequeñas empresas del sector inmobiliario han conseguido un gran nivel de difusión con sus vídeos en YouTube.

Los vídeos en YouTube son anuncios.

Este es un error típico de las inmobiliarias en YouTube, confundir el marketing de contenidos en formato de vídeo con anuncios publicitarios.

Los vídeos inmobiliarios que se publican en YouTube no son anuncios, los anuncios de pago son los que se muestran a los usuarios antes de las visualizaciones.

Si la inmobiliaria desea publicar un anuncio debe pagarlo, y en caso contrario tiene que dedicarse a producir vídeos de calidad para difundirlos y llegar a su público objetivo.

El enfoque en la planificación de la estrategia de publicidad dentro de las redes sociales es diferente, y requiere de un cambio de perspectiva respecto de los modelos tradicionales de marketing online.

Las inmobiliarias tienen que conseguir reacciones positivas con sus vídeos, suscriptores para sus canales y obtener comentarios. Todo logrado mediante un tipo específico de contenido, porque es una particularidad de la plataforma, solo se comparte un tipo de contenido.

Los datos no importan. 

El número de visualizaciones de un vídeo en YouTube es importante, aunque no necesariamente tiene porqué representar el impacto real conseguido, y esto lo dejamos claro anteriormente.

Sin embargo, hay otros datos que son muy importantes para la inmobiliaria, como por ejemplo el tiempo invertido por los usuarios para la visualización, la cantidad de comentarios dejados, el grado de difusión del vídeo hacia a otras redes sociales, las direcciones IPs de quienes miran los contenidos audiovisuales de la empresa, etc.

Al mismo tiempo, los grandes números que la inmobiliaria pueda conseguir en YouTube, tampoco implican un elevado índice en la tasa de conversión comercial.

Una cosa es el desarrollo de marca de la inmobiliaria mediante una gran exposición y difusión, y otra cosa diferente es que ello se refleje en un aumento comercial de igual grado.

Puede que dichos índices proporcionalmente coincidan o no, todo depende de diferentes variables, y sobre todo de las estrategias de marketing de contenidos que implemente la inmobiliaria.

Solamente hay que centrarse en YouTube. 

Es cierto que es la plataforma más importante de internet para publicar vídeos, sin embargo, YouTube no es la única red social para tales fines, y mucho menos para el marketing de contenidos de una inmobiliaria.

Existen otras plataformas y redes sociales para compartir vídeos, y muchas incluso también permiten combinar diferentes tipos de contenidos (imágenes, textos, enlaces, etc).

Incluso en la actualidad todas las redes sociales permiten publicar vídeos, aunque cada una con ciertas restricciones y reglas establecidas de forma particular.

Las inmobiliarias tienen que aprovechar el potencial que ofrece YouTube, sin dejar de lado al resto de redes sociales en las cuales se puede redifundir el mismo vídeo, incluso una y otra vez.

Una buena estrategia de marketing inmobiliario tiene que incluir todas las redes sociales y plataformas disponibles, aprovechando el potencial de cada una de ellas en favor de las necesidades de la inmobiliaria.

Incluso, si la inmobiliaria no consigue un elevado impacto en YouTube, igualmente sirve como plataforma a sumar como parte de la estrategia de marketing online.

Comments are closed.

Check Also

Segmentar la audiencia de la inmobiliaria.

Segmentar la audiencia se refiere al establecimiento de redes de usuarios que están presen…