Home Marketing Inmobiliario Errores de la inmobiliaria en Facebook.

Errores de la inmobiliaria en Facebook.

marketing facebook

La estrategia de marketing de la inmobiliaria en Facebook puede estar condicionada por ciertos errores, los cuales se suelen cometer por desconocimiento o falta de experiencia dentro de la plataforma.

Todas las redes sociales son diferentes, tanto en sus funcionalidades, sus algoritmos como en el comportamiento que reflejan sus usuarios; y por eso es muy importante planificar una estrategia de marketing para cada una en particular.

Facebook es una plataforma diferente en muchos aspectos a Twitter, LinkedIn, Pinterest, Vk, Instagram o Google Plus, y lo que en alguna de ellas puede funcionar no implica que funcione en Facebook.

Veamos los errores más frecuentes en las páginas de Facebook, para que la inmobiliaria evite cometerlos y así consiga obtener buenos resultados.

Errores frecuentes en Facebook.

marketing facebook

Demasiadas publicaciones diarias.

Publicar en una página de Facebook muchas veces al día puede resultar contraproducente. ¿Por qué?

  • Porque la plataforma lo puede considerar spam.
  • Porque la audiencia se puede saturar.

Si la inmobiliaria realiza decenas de publicaciones al día en su página, Facebook puede considerarlo como spam, y eso implica posibles penalizaciones e incluso un eventual bloqueo de la página.

Por otro lado, muchas publicaciones diarias pueden agobiar a los usuarios, que recibirán constantemente las notificaciones de las actualizaciones de estado realizadas.

Establecer una frecuencia diaria de publicaciones en Facebook es un factor muy importante, que permitirá a la inmobiliaria conseguir mejores resultados.

Todas las páginas son diferentes, y los medios de comunicación u otras empresas pueden publicar incluso decenas de contenidos al día.

Sin embargo, una inmobiliaria es un tipo de empresa muy particular, y sobre todo en las redes sociales no están muy bien vistas por el spam que muchas empresas del sector han ido haciendo a lo largo de los años.

En cualquier caso, es necesario tener presente que Facebook no es Twitter, y que demasiadas publicaciones al día pueden terminar siendo molestas para los usuarios.

Publicar con poco margen de tiempo.

Realizar actualizaciones de estado con poco tiempo de diferencia es negativo, y aunque se vincula con el punto anterior no es lo mismo.

No conviene publicar un contenido detrás de otro o con pocos minutos de diferencia, al contrario, hacer eso es muy perjudicial, porque el engagement de la inmobiliaria se verá afectado de forma negativa.

Es un error bastante frecuente que se suele repetir una y otra vez en las páginas de Facebook, y se basa en la creencia de que publicando mucho y con poco tiempo de diferencia entre cada publicación se conseguirán buenos resultados, todo lo contrario.

Conviene dejar incluso horas de diferencia entre cada publicación, para que cada una genere su propio engagement, y aumente la tasa de interacción con los usuarios.

Incluso, la segmentación del horario de publicaciones puede hacerse bajo la simple variable de mañana, tarde y noche, o cuando la inmobiliaria tenga aislado el horario con su mayor índice de audiencia.

Repetir publicaciones.

Repetir una y otra vez la publicación de un mismo contenido es contraproducente, aunque sin embargo en el caso de una inmobiliaria estamos ante una situación diferente.

Recordemos que las páginas en Facebook del sector inmobiliario tienen sus propias características, y siempre deben ser tenidas en cuenta al momento de planificar una campaña de marketing en la plataforma.

Las inmobiliarias suelen centrar sus contenidos en las propiedades en venta, y probablemente publicar una sola vez una vivienda no aporte buenos resultados.

Es conveniente establece un calendario de publicaciones en Facebook, y generar un bucle con ciertas propiedades, para que las mismas se difundan en el feed de los usuarios.

Lo anterior no implica en modo alguna estar publicando constantemente la misma propiedad, al contrario, significa hacerlo de forma planificada.

Por ejemplo, una misma propiedad en venta puede ser publicada nuevamente después de varias semanas (5 o 6 semanas entre la publicación original).

Discutir con los seguidores.

Una página inmobiliaria no es un centro de debate online, ni un foro de discusiones de ideas, es un canal de comunicación empresarial y organizacional.

Si aparecen comentarios mal intencionados en la página de la inmobiliaria, entrar a realizar descargos o centrase en discusiones puede resultar bastante negativo.

Existe la posibilidad de eliminar u ocultar los comentarios en las publicaciones, aunque las valoraciones de la página solo permiten el bloqueo de usuarios; una funcionalidad práctica si la inmobiliaria debe enfrentarse comentarios tipo spam o trolls.

Muy diferente es recibir feedback negativo en la página de Facebook, porque presenta otra intención e incluso puede resultar hasta beneficioso para la inmobiliaria.

En cualquier caso, las discusiones o debates en las páginas de Facebook no son beneficiosas para una inmobiliaria en ningún sentido.

Publicar un sólo tipo de contenido.

Si bien las inmobiliarias necesitan promocionar sus propiedades en venta, conviene alternar las publicaciones con otros contenidos.

Los artículos del blog inmobiliario pueden resultar un buen recurso en la alternancia del tipo de contenidos publicados, y un medio para ofrecer valor agregado a los usuarios.

Si la inmobiliaria no cuenta con un blog corporativo, puede recurrir a las publicaciones de terceros, y así generar al mismo tiempo sinergias positivas con otras empresas o agentes del sector.

Por otro lado, siempre resulta efectivo publicar distintos formatos de contenidos, intercalando publicaciones de imágenes con vídeos, infografías u otro tipo de formato.

Diversificar los contenidos y los tipos de formatos de la página inmobiliaria se traducirá en mejores resultados.

Descripciones de las publicaciones.

Las descripciones de las publicaciones son un recurso muy extendido, aunque en el caso de ls propiedades en venta las imágenes y los vídeos resultan mucho más efectivos que un texto.

No obstante, incluir un título en la publicación es necesario, para que al menos resulte descriptivo de la imagen vinculada.

En el caso de los artículos, si el blog inmobiliario está correctamente configurado y optimizado, automáticamente Facebook cogerá la descripción del contenido.

Muchos sitios inmobiliarios, al estar mal configurados para realizar publicaciones en las redes sociales, no vinculan de forma automática la información de las propiedades al publicarlas en Facebook.

Si la inmobiliaria publica sus propiedades en venta con los precios y las especificaciones de las viviendas, conseguirá que la tasa de conversión de su web disminuya.

Sin dejar de lado un factor muy importante, y es que realizar una consulta sobre los detalles de una propiedad en la web de la inmobiliaria ofrece una mejor experiencia a los usuarios

No responder a los menajes de los usuarios.

Responder de forma rápida a los mensajes de los usuarios, e incluso a sus comentarios dejados en las publicaciones, genera sinergias positivas que se traducen en mejores resultados comerciales.

Facebook otorga mucha importancia a la insignia verde de las páginas, que mide la velocidad de respuesta a los mensajes enviados por los usuarios de la plataforma.

La inmobiliaria puede programar mensajes de respuesta automática completamente personalizados, que permiten que los usuarios se sientan atendidos por la empresa.

No obstante, siempre será necesario monitorizar constantemente las páginas de la inmobiliaria para responder de forma personalizada a cada mensaje; porque tan negativo es no responder como hacerlo demasiado tarde.

No ofrecer información suficiente.

Las páginas de Facebook permiten colocar determinados elementos en su estructura, como botones de contacto, una barra lateral o la descripción de la empresa.

Dichos elementos sirven para mejorar la experiencia de los usarios, y permiten aumentar la tasa de conversión de la página.

El TimeLine o muro de la página de Facebook es para publicar, y las diferentes partes de la misma sirven para incluir información de la inmobiliaria y colocar llamadas a la acción.

Dichas áreas de las páginas de Facebook utilizadas correctamente se pueden traducir en mejores resultados para la inmobiliaria, y mejoran la experiencia de los usuarios.

Comments are closed.

Check Also

Las desventajas de los portales inmobiliarios.

Actualmente prácticamente todas las agencias inmobiliarias publican sus viviendas en venta…