Home Alquileres Desistimiento del contrato de alquiler.

Desistimiento del contrato de alquiler.

contratos de alquiler regulación

El desistimiento del contrato de alquiler es el derecho que tienen los inquilinos a renunciar o desestimar seguir alquilando una vivienda.

El desistimiento de los contratos de alquiler es un derecho del inquilino, y para poder recurrir a él simplemente deben cumplirse un par de requisitos legales.

  • Transcurridos seis meses desde el inicio del contrato de alquiler.

  • Avisar al propietario con un mes de antelación.

Las cláusulas de los contratos de alquiler establecen la duración del arrendamiento, fijando la fecha de inicio y de finalización del mismo.

El desistimiento del alquiler.

garantias de alquiler

Muchas veces cuando llega la fecha de finalización del contrato de alquiler, el inquilino desestima la posibilidad de prorrogar dicho alquiler, y notifica al propietario de dicha decisión, lo que legalmente se define como desistimiento del contrato de alquiler.

Los pasos siguientes deben realizarse por las partes, propietario e inquilino, y en caso que corresponda por parte de los intermediarios involucrados en el alquiler de la vivienda (el agente inmobiliario y/o la agencia inmobiliaria).

Comprobar el estado de la propiedad.

Además de las cláusulas establecidas en los contratos de alquiler, pactadas por ambas partes, también se adjunta un inventario de la propiedad.

Estos tipos de inventarios son documentos escritos que pueden incluir fotografías de la vivienda alquilada, como evidencia del estado en el que fue entregada al inquilino.

En este inventario, el inquilino declara haber recibido por parte del propietario la vivienda en cierto estado de conservación y con determinados elementos (electrodomésticos, muebles, etc), y acepta entregar la propiedad en las mismas condiciones.

Por eso el primer paso para el desistimiento de un contrato de alquiler es revisar el estado de la propiedad comparado con el inventario previamente realizado.

Cualquier daño ocasionado en la vivienda alquilada deberá ser cubierto por la fianza entregada por el inquilino al momento de firmar el contrato de alquiler, o en su defecto de forma independiente de ésta dependiendo del monto de los daños ocasionados (sobre todo si superaren el monto de la garantía del alquiler).

Consumos pendientes de pago.

Para el desistimiento de un contrato de alquiler también es necesario comprobar que el inquilino tiene los pagos de suministros al día.

Recordemos que en el caso de que el propietario tenga los suministros a su nombre (electricidad, agua, etc), si el inquilino abandona la vivienda dejando impagos es el propietario quien deberá hacerse cargo de éstos.

Los propietarios o responsables del alquiler de la vivienda tienen diversas formas de comprobar si los pagos de los suministros están al día.

  • Revisar personalmente la lectura de los contadores correspondientes para comprarlos con las facturas de las empresas proveedoras de servicios.

  • Dirigirse directamente a dichas empresas suministradoras para obtener los certificados de pago.

  • Reteniendo parte de la fianza entregada por el inquilino para realizar los pagos (aunque en realidad la fianza de alquiler tiene una finalidad diferente al impago de suministros).

Entrega de la propiedad.

El último paso del desistimiento de un contrato de alquiler es la entrega de las llaves de la propiedad por parte del inquilino en la fecha pactada.

También es necesario contar con un documento de desistimiento, en el que se refleja que el inquilino entrega las llaves y la posesión de la propiedad.

Al mismo tiempo, en el desistimiento del contrato de alquiler se deben contemplar otros factores.

  • Eventuales desperfectos.

En el caso de que el inquilino entregue la vivienda con desperfectos o daños debe aportar los presupuestos para la reparación de los mismos.

También se puede llegar a un acuerdo en el que el propietario contrata los servicios profesionales correspondientes para la reparación de los daños en la vivienda, y posteriormente le envíe la factura al inquilino para su pago.

  • Consumos impagos.

Si existieran consumos impagos por parte del inquilino, éste deberá presentar los recibos o facturas y abonar los restantes al propietario para su liquidación.

En tales circunstancias se debe proceder como hemos mencionado anteriormente en el punto correspondiente a los impagos de suministros.

  • Devolución de la fianza de alquiler.

Una vez revisados todos los puntos anteriores, y estando las partes de acuerdo, el propietario debe devolver la fianza al inquilino.

Finalmente se procede al desistimiento del contrato de alquiler, el cual debe ser firmado por ambas partes con sus correspondientes copias.

Conclusiones sobre el desistimiento de alquileres.

La correcta gestión de los alquileres implica seguir los procedimientos legales establecidos por la Ley de Arrendamientos Urbanos, la cual establece claramente los puntos que deben ser tenidos en cuenta al momento de alquilar una vivienda.

La mejor forma de evitar problemas al momento de alquilar una propiedad es firmar un contrato de alquiler que contemple las cláusulas legales y todas las posibles eventualidades que puedan producirse.

Los contratos de alquiler son una garantía legal, tanto para el inquilino como para el propietario de la vivienda, y el desistimiento es la parte final en el proceso contractual entre ambas partes involucradas.

Costa Invest ® Empresa Gestora de Viviendas Turísticas EGVT-794-A
Comments are closed.

Check Also

Cómo mejorar una vivienda para alquilar.

Para los propietarios mejorar sus viviendas para alquilar es un factor muy importante, por…