Home Misceláneas Inmobiliarias Castillos en venta en Europa.

Castillos en venta en Europa.

Select your language: en

Los castillos en venta en Europa representan un singular nicho de mercado dentro del ámbito inmobiliario internacional.

Es un producto inmobiliario muy particular, el cual se dirige a un potencial cliente comprador muy especifico. 

Cuando una agencia inmobiliaria hace referencia a un “castillo en venta”, la gran mayoría de las personas se imaginan un castillo al estilo de las películas medievales o similares a los que se pueden visitar por los diferentes países de Europa. Un castillo de piedra con grandes torres, rodeado de bosques y por supuesto con puente levadizo.

La realidad del ámbito inmobiliario es bien diferente, y no siempre cuando se publicitan castillos en venta en Europa en realidad lo son. Es decir, por tendencia ni se asemejan a los castillos como los de las películas, aunque algunos desde luego sí.

En España por ejemplo se habla de que existen miles de castillos en venta, y cuando se comienza a investigar uno encuentra cualquier tipo de propiedad, menos claro un castillo tal y como nos los imaginamos o los vemos en las películas.

Por tendencia se suele generalizar, intentando generar cierto grado de curiosidad en los potenciales clientes compradores, apelando sobre todo al imaginario de éstos. Incluso en la costa del Mediterráneo de España, uno puede encontrar construcciones inspiradas en castillos, las cuales son imitaciones de diseño muy bien logradas, aunque no son auténticos castillos con siglos de historia.

La categoría “castillo” dentro del ámbito inmobiliario en España, se utiliza muchas veces para captar la atención de los potenciales clientes compradores; y también para generar cierto grado de tráfico hacia la página web de la agencia inmobiliaria.

No obstante lo anteriormente mencionado, vale aclarar de que sí existen castillos a la venta en España, y que desde luego no todos los anuncios vinculados a los mismos son trucos publicitarios o forman parte de una campaña de marketing inmobiliario.

Los países de Europa que suelen ofrecer castillos en venta como producto inmobiliario tangible, por tendencia suelen ser Francia, Inglaterra y Alemania.

Desde luego castillos en venta se pueden encontrar por toda la geografía de la Unión Europea, aunque los países citados suelen ofrecer la mejor oferta inmobiliaria vinculada a dicho tipo de propiedades.

Independientemente del concepto particular que cada uno tenga sobre qué es un castillo o de cómo debería ser la propiedad para definirla como tal, podemos encontrar en Europa una oferta inmobiliaria muy variada vinculada al concepto general de “castillo”.

La intención con éste articulo no es otra que compartir tres propiedades definidas como castillos dentro del ámbito inmobiliario, las cuales van desde los tres millones a los cien millones de euros, y no dejan de representar un producto inmobiliario cuando menos singular.

Castillo de La Rochepot (3.000.000 de euros).

Castillo La Rochepot

Construido en el siglo XIII, el castillo en venta se encuentra en la región conocida como la Alta Borgoña de Francia, y se sitúa a una hora de Dijon y a 35 kilómetros de Le-Creusot-Montchanin. A una altitud de 546 metros, La Rochepot es uno de los sitios más visitados en Borgoña, y abarca una superficie aproximada de 28 hectáreas dentro de las que se encuentra el castillo con un doble puente levadizo.

En el siglo XIII la familia de La Roche comenzó a construir el castillo, que tenía inicialmente una capilla de estilo románico en su interior. Las familias Beaujeu y Saboya se sucedieron al frente de la “Seigneurie de la Rochepot”, y a comienzos del siglo XV la estructura existente se aumentó progresivamente con la construcción del perímetro fortificado de murallas y torres.

En 1413 se construyeron nuevas fortificaciones, pero fue Philippe Pot quien construyó la mayor parte de los edificios, incluyendo numerosas instalaciones militares.

Durante la época del Renacimiento la decoración y la arquitectura del castillo se mejoraron; la torre de Beaune fue rematado con una cúpula de pizarra italiana y se realizaron diversas refacciones con la intención de dotar al castillo de mayores comodidades.

En 1640 el castillo pasa a manos del Cardenal de Retz, y posteriormente se vendió a Pierre Legoux de la Berchère (primer presidente del Parlamento de Borgoña).

En 1792 la propiedad es requisada por el Estado y declarada “Patrimonio Nacional”, luego es subastada en el año 1799 y finalmente el castillo original termina en ruinas. En 1810, todo lo que quedaba era la fachada principal de la propiedad orientada al este, parte de la Tour du Colombier y el Tour Marlot, pero el Tour de Beaune se encontraba todavía en una sola pieza.

A finales del siglo XIX la esposa del presidente de la República Francesa, Sadi Carnot, entrega como regalo las ruinas del castillo de La Rochepot a su hijo mayor, el coronel Sadi Carnot, y éste encarga las obras de restauración a Charles Suisse, arquitecto jefe de los monumentos históricos de Borgoña y Saboya.

Suisse se asocia en la tarea de reconstrucción con Xavier Schanosky, un escultor de Dijon que era el responsable de todas las esculturas de la residencia, y entre ambos se encargaron de otorgar al castillo su aspecto actual.

Los trabajos de reconstrucción del castillo duraron más de veinticinco años, y su aspecto se dejó exactamente como era a finales del siglo XV. La arquitectura medieval fue respetada por completo, dando al castillo el aspecto que tiene hoy en día, es decir, un castillo de estilo gótico con un toque de flamígero tardío.

El arquitecto, con el pleno apoyo del coronel Sadi Carnot, hizo gala de una gran precisión al momento de realizar las tareas de reconstrucción del castillo.

Hoy en día se pueden apreciar algunos detalles en el castillo que dan testimonio del gran trabajo de restauración realizado, por ejemplo:

  • El escudo de armas original de la familia Pot esculpido en piedra.
  • Puentes levadizos y grandes puertas de madera en excelente estado de conservacion.
  • Techos cubiertos con azulejos, pizarra e incluso de madera con guijarros.
  • Más de treinta habitaciones entre las que se encuentran: la Cámara del Señor, la Capilla Mayor y la Cámara de los Niños.

El castillo de La Rochepot está abierto al público la mayor parte del año; las habitaciones visitadas por el público en general han sido renovadas con estilo medieval y cuentan con una decoración interior inspirada en el siglo XV.

Fuente: patrice-besse.co.uk

Castillo Montbrun (21.000.000 de euros).

Castillo Montbrun

El castillo Chateau Montbrun fue construido en el año 1179, y es uno de los sólo cuatro castillos de época que quedan en Francia con una especial historia vinculada con las Cruzadas y el rey Ricardo Corazón de León de Inglaterra.

El castillo en venta está situado en el centro de Francia, en la región de Limousin llamada Haute-Vienne, muy cerca de la frontera de la Región de Dordoña (a 350 kilómetros al sur de París y a 43 kilómetros de la ciudad Limoges).

La propiedad cuenta con 165 hectáreas de tierra con varias casas, graneros, establos y una taberna, además cuenta con cuatro lagos, un río y varios pozos de agua. El castillo en sí ha sido completamente renovado al más alto nivel de la moderna forma de vida, respetando la autenticidad de su historia.

Cuenta con conexión por satélite, sistema central de calefacción por suelo radiante, red informática interna, cocina profesional con estilo rústico, y la mayoría de las habitaciones ofrecen el máximo nivel de confort.

El denominado “espacio de vida” dentro del ámbito inmobiliario, incluye: un gran salón, una capilla, oficina, quince habitaciones, un salón de música, un dormitorio principal, dormitorios familiares, dos comedores, salón de estar, una sala de cine, una biblioteca, una sala de billar y una sala de conferencias. Los aproximadamente 3.500 metros cuadrados de la propiedad, cuentan con calefacción central e incluso con dos modernos ascensores.

En su precio, 21.000.000 de euros, se incluyen además 500 hectáreas de tierra (30% de pastura y 70% de bosques).

En dicho precio entran las respectivas licencias de explotación de la boutique, el restaurante del castillo y el edificio de oficinas; como también las pinturas, los tapices, obras de arte de todo tipo, ropa de cama, cubertería, etc.

Varios proyectos se han generado vinculados al castillo Chateau Montbrun, y entre ellos se destacan:

  • Una escuela de equitación.
  • Un club de campo con todas las comodidades (Counrty Club).
  • La construcción de propiedades para ser vendidas y/o alquiladas.
  • Un campo de golf de 18 hoyos.

Evidentemente un castillo de tales proporciones, el cual incluye tantas hectáreas para ser explotadas a nivel comercial, ofrece un gran potencial como modelo de negocio inmobiliario.

Incluso permitiendo implementar varios de dichos proyectos inmobiliarios y comerciales simultáneamente, para así lograr que la inversión de millones de euros pueda ser amortizada en el menor tiempo posible.

Fuente: castle-forsale.com

Castillo Bran (100.000.000 de euros).

Castillo Bran

En el año 2011, Forbes la destacaba en sus páginas como la segunda propiedad inmobiliaria más cara del mundo, y la tasaba en 140 millones de dólares americanos. El monumento nacional rumano es en realidad una fortaleza medieval, y no un castillo como se le suele llamar.

La propiedad se sitúa en la región de Transilvania y fue construida en el siglo XIII, aunque su actual estructura data de finales del siglo XIV.

Aparte de su gran riqueza histórica, dicho castillo cuenta con fama a nivel mundial desde que su nombre quedara asociado al ficticio Conde Drácula, personaje protagonista de la exitosa novela de Bram Stoker.

El autor de la famosa novela se inspiró en la figura de Vlad III, también conocido como Vlad Țepeș o Vlad el Empalador, un héroe de su tiempo el cual según los historiadores nunca habría ni siquiera pisado dicho castillo.

En tal sentido, algunas fuentes citan que Vlad Țepeș podría haber estado en carácter de prisionero en las mazmorras de la fortaleza, aunque en cualquier caso su paso habría sido muy breve.

En la actualidad el castillo Bran es propiedad de la familia Habsburg, y es visitado por cerca de medio millón de personas al año que llegan de todas partes del mundo.

Desde que Francis Ford Coppola estrenara en el año 1992 su película Drácula de Bram Stoker, la cifra de visitantes aumentó exponencialmente.

Las ganancias por la explotación turística del castillo Bran en Rumanía se triplicaron en cuestión de un par de años, y ahora se calcula que dichas ganancias estarían muy por encima del millón de euros anuales.

El año pasado, The Telegraph publicaba que el castillo Bran se había puesto a la venta por un valor de cien millones de euros. La presunta venta del “castillo de Drácula” repercutió en diferentes niveles, traspasando incluso el sector inmobiliario para ser noticia de medios informativos de todo el planeta.

La noticia aparecía en la televisión, prensa escrita, internet y por supuesto, como no podía ser de otra manera, en las redes sociales.

Detrás de la noticia relacionada a la venta del castillo Bran llegaron los desmentidos, y también algunas voces hablaron de que una muy buena estrategia publicitaria podría haber estado detrás de la supuesta venta.

En cualquier caso, sospecho que los dueños de una de las propiedades más caras del planeta no estarán interesados en derribar ningún mito, como tampoco se molestarán por una gran dosis de publicidad gratuita a nivel mundial, al contrario. En conclusión, “el castillo de Drácula” no se vende, cuando menos de momento.

Fuente: telegraph.co.uk

Comments are closed.

Check Also

Se vende la casa del guitarrista de The Doors.

Select your language: ¿La canción Light My Fire fue escrita en esta casa? La casa en dónde…