Home Misceláneas Inmobiliarias Casas prefabricadas antiestrés.

Casas prefabricadas antiestrés.

Vipp creó una casa prefabricada antiestrés de vidrio y metal, diseñada para integrarse a su línea de productos para el hogar.

Llamada Shelter, la estructura de 55 metros cuadrados pretende ser un refugio natural y una “estación de carga de baterías para humanos”, dijo Kasper Egelund, quien encabeza la marca danesa.

“Vipp ha hecho una casa que permite escapar del caos urbano”, dijo la compañía, que tiene una sala de exposición en Nueva York.

Vipp comenzó hace más de 75 años con la invención de su cubo de basura metálico controlado por pedal, que es parte de la colección del MoMA.

La compañía danesa ofrece una extensa línea de artículos de decoración de metal y cerámica; y con Shelter, presentada por primera vez en 2015, marca su primera incursión en la construcción de viviendas.

Otra compañía de productos para el hogar, que ahora produce viviendas es la marca japonesa Muji, que recientemente dio a conocer una cabaña de madera ennegrecida de nueve metros cuadrados que se venderá por aproximadamente 25.000 euros.

La casa antiestrés Vipp, consiste en una caja rectangular de metal y vidrio levantada del suelo por columnas.

La vivienda tiene dos cámaras que sobresalen del techo, y una de las cuales contiene una chimenea, mientras que la otra alberga un altillo compacto para dormir.

El interior de la casa antiestrés.

En el nivel principal, la vivienda contiene una cocina, un comedor, un baño y una sala con chimenea.

Una escalera conduce al un loft para dormir, que tiene un techo acristalado.

Un cristal desde el piso al techo ofrece vistas del terreno y, a la vez, sirve de barrera entre el interior y el exterior.

“La naturaleza está omnipresente dentro del caparazón transparente, pero con blindaje físico en forma de ventanas paralelas y deslizantes que brindan protección contra las fuerzas de la naturaleza”, dijo la compañía.

La vivienda viene equipada con productos Vipp, que incluyen estanterías, muebles, iluminación y ropa de cama. Incluso se suministran dispensadores de jabón y cepillos de limpieza de inodoros de Vipp.

Los mismos principios que guían los diseños de productos de la compañía se emplearon al concebir la casa prefabricada antiestrés.

“No existe un vínculo evidente entre un cubo de pedales, una cocina y un refugio, pero al sumergirse en la filosofía de la vivienda, se descubre que cada objeto de la casa antiestrés se materializa en el concepto”, dijo la compañía.

Las casas prefabricadas antiestrés se construyen justo al norte de Copenhague, y cada vivienda con armazón de acero tarda seis meses en producirse y de tres a cinco días en instalarse.

El costo de la casa antiestrés es de unos € 485,000, precio que no incluye el transporte.

Fuente: vipp.com

Comments are closed.

Check Also

Casas construidas en 6 horas.

El estudio de arquitectos italianos Renato Vidal diseñó el MADi (Modulo Abitativo Dispiega…