Home Coaching Inmobiliario El agente inmobiliario proactivo.

El agente inmobiliario proactivo.

coaching inmobiliario

Select your language: en pl fr ru ro

El agente inmobiliario es el actor clave de una agencia inmobiliaria, y que el mismo refleje una actitud proactiva es determinante para los intereses de ésta.

Sin un equipo de agentes inmobiliarios proactivos, la inmobiliaria se verá en dificultades para afrontar los nuevos desafíos del mercado.

El término proactivo se viene utilizando intensamente en las últimas décadas a nivel empresarial y organizacional; incluso en sus ofertas de empleo, no son pocas las empresas que demandan personas proactivas para sumar a sus plantillas.

La persona proactiva es el resultado de una actitud más que de una conducta reflejada; y el agente inmobiliario proactivo es aquel profesional que refleja una actitud proactiva en todo momento y circunstancia.

Un agente inmobiliario activo no significa que sea proactivo.

La proactividad frecuentemente se confunde con la actividad, y la proactividad como tal se sitúa en otro nivel que la actividad misma; al mismo tiempo, ésta se contrapone directamente con la pasividad en cualquiera de sus manifestaciones.

El individuo proactivo es aquel que toma el control de su conducta de forma activa, partiendo del principio de responsabilidad de sus propios actos. La toma de conciencia de sus actos por parte del individuo, implica que éste deberá analizar su conducta no solo desde el aspecto activo, sino también desde el pasivo.

El individuo siempre actúa, tanto sea por acción como por omisión; y el individuo proactivo se responsabiliza de ello, incluso de sus silencios e indiferencia ante situaciones que le involucran.

La iniciativa, como característica reflejada por un individuo, también es sugerida por algunos diccionarios como sinónimo de proactividad.

En tal sentido, es una sugerencia cuando menos carente del concepto implícito de responsabilidad que debe reflejar el individuo para ser definido como proactivo.

Que un individuo muestre iniciativa, no necesariamente significa que éste sea proactivo; si bien un agente inmobiliario proactivo debe tomar la iniciativa, también debe tener claro por qué lo hace y para qué; sin dejar de lado el cómo lo hará.

Procede en todo momento que el agente inmobiliario tenga presente que nada es casualidad y solo existen las causalidades, y para lograr sus objetivos deberá tener conciencia de que su actitud será un factor determinante.

Un agente inmobiliario proactivo en modo alguno se justificará con excusas, ni lo hará a través de las circunstancias o deslindando responsabilidades en otros agentes de la inmobiliaria.

Perfil del agente inmobiliario proactivo.

En un individuo proactivo se pueden detectar ciertos rasgos que lo definen como tal, y desde la suma de dichos rasgos podemos establecer el perfil del agente inmobiliario proactivo.

  • Gestiona satisfactoriamente sus emociones.
  • Es consciente de sus debilidades y fortalezas.
  • Confía en sí mismo y sus capacidades.
  • Constantemente asume nuevos desafíos.
  • Enfrenta los cambios y los promueve.
  • Gestiona la incertidumbre que genera el cambio de forma positiva.
  • Toma decisiones y actúa con determinación para lograr sus objetivos.
  • Interpreta los problemas como oportunidades.
  • Es perseverante y constante ante las dificultades.
  • Es flexible al momento de cambiar de dirección para lograr sus objetivos.
  • Se responsabiliza de sus actos y de sus fracasos.
  • Toda experiencia la valora como una oportunidad de aprendizaje.
  • Se anticipa a los hechos futuros y no vacila ante ellos.
  • Siempre intenta perfeccionar sus métodos y aumentar su grado de efectividad.

Qué significa ser proactivo en la inmobiliaria.

La agencia inmobiliaria es el ámbito en dónde se desarrolla la actividad del agente inmobiliario, y sumados a los rasgos que definen a un individuo proactivo, hay ciertas características que éste debe reflejar a nivel organizacional:

  • Anticipación a los hechos mediante la acción y toma decisiones, siendo asertivo en las mismas y transmitiendo seguridad.
  • Una satisfactoria gestión de las situaciones negativas, tanto a nivel de las relaciones interpersonales como de otras situaciones que eventualmente se pueden presentar.
  • Procesar las circunstancias desde el ángulo positivo de las mismas, viendo en ellas siempre una oportunidad.
  • Estructurar proyectos basados en objetivos que apunten sin vacilación alguna al logro, asumiendo riesgos y sus posibles consecuencias.
  • Ante situaciones imprevistas reacciona con creatividad, intentando encontrar alternativas concretas que le permitan dar solución a las mismas.
  • Practicar la escucha activa y ser abierto a las opiniones de los demás; lo que se traduce en una actitud tolerante hacia los demás y una aceptación de las críticas que eventualmente pueda recibir.
  • Ser capaz de crear sinergias positivas con su entorno y lograr adaptarse al trabajo en equipo.

El líder proactivo de la inmobiliaria.

Al mismo tiempo que la agencia inmobiliaria procura incorporar a su plantilla agentes proactivos, también es lógico que promueva la actitud proactiva entre los miembros de la organización en general; siendo el líder de la empresa el encargado de transmitir la proactividad como valor organizacional desde su propia figura.

La figura de liderazgo dentro del ámbito de la inmobiliaria suele recaer en los hombros del propietario; y si fuera el caso de que la inmobiliaria es una sociedad, por tendencia la figura del líder se suele centrar en uno de los socios.

En cualquier caso, la actitud proactiva del líder de la inmobiliaria se debe reflejar a través de las siguientes características:

  • Generar y promover los valores organizacionales de la agencia inmobiliaria.
  • Estimular el trabajo de equipo entre los agentes inmobiliarios.
  • Crear espacios para el intercambio de ideas y opiniones.
  • Promover la comunicación fluida y siempre desde el respeto.
  • Estimular la creatividad y asertividad del agente inmobiliario.
  • Enfrentar las situaciones adversas que surjan como uno más del equipo, sin dejar por ello de mantener su posición jerárquica dentro de la inmobiliaria.
  • Promover las relaciones interpersonales saludables desde la tolerancia.
  • Mediar ante cualquier conflicto que pudiera surgir en la inmobiliaria.
  • Incentivar al agente inmobiliario a través de nuevos y constantes desafíos, utilizando su propia actitud proactiva como modelo de referencia.
  • Promover a través de incentivos la superación individual de los agentes.
  • Estimular la auto-gestión entre los agentes como forma de trabajo.
  • Definir las competencias organizacionales y transmitirlas claramente.

El líder de la agencia inmobiliaria, debe ser el modelo de inspiración para los demás miembros del equipo inmobiliario; mostrando empatía sin dejar por ello de ser firme en sus decisiones, haciéndose oír y al mismo tiempo escuchando.

En definitiva, la actitud proactiva del líder de la inmobiliaria debe ser el ejemplo del modelo organizacional.

La actitud proactiva es algo que se debe promover dentro de la inmobiliaria, y la misma se debe proyectar desde la figura del líder organizacional.

Al mismo tiempo, cada agente inmobiliario debe ser promotor de la actitud proactiva para, conjuntamente con el líder de la agencia inmobiliaria, lograr los mejores resultados y beneficios para todos.

Comments are closed.

Check Also

Autocrítica ¿Te elegirías como agente?

Select your language: La autocrítica es un ejercicio fundamental que deben hacer los agent…