Home Coaching Inmobiliario La agencia inmobiliaria como una organización.

La agencia inmobiliaria como una organización.

Select your language: en pl fr ru

Es muy importante para evolucionar hacia el nuevo modelo inmobiliario el cambio de perspectiva, y comenzar a valorar a la agencia inmobiliaria como una organización.

Una agencia inmobiliaria moderna debe contar con una solida estructura organizacional y una efectiva gestión, para lograr así alcanzar sus objetivos como empresa.

El modelo tradicional de agencia inmobiliaria ha quedado obsoleto, y quienes se apegan a él solo encuentran dificultades para poder desarrollar el potencial de la inmobiliaria como empresa.

El cambio de perspectiva debe tomarse como una necesidad dentro del entorno de la agencia inmobiliaria, y en modo alguno se debe interpretar ello como una estrategia innovadora porque de nuevo no tiene nada.

Por tendencia la agencia inmobiliaria, y particularmente las pequeñas, han prescindido del abordaje organizacional, considerando erróneamente que por ser una pequeña empresa no era menester el establecer una estructura organizacional.

Lo anterior es una falacia, porque precisamente el numero tan bajo de miembros de la agencia inmobiliaria como organización, haciendo referencia a empresas con menos de cincuenta integrantes, facilita en grado sumo la tarea de definir una estructura organizacional.

Características organizacionales de la agencia inmobiliaria.

La agencia inmobiliaria desde la perspectiva organizacional presenta ciertas características que la definen como tal, y la distinguen al mismo tiempo en su objetivo empresarial que es vender propiedades.

Una agencia inmobiliaria a nivel organizacional para desarrollarse a pleno como empresa debe lograr:

  • Estructurar una bien definida pirámide organizacional.
  • Gestionar satisfactoriamente sus recursos (materiales y humanos).
  • Un alto nivel de comunicación a nivel organizacional interno.
  • Establecer objetivos empresariales reales y mensurables.
  • Formar un sólido y productivo equipo inmobiliario.
  • Generar sinergias profesionales positivas a nivel interno y externo.
  • Marcar pautas, reglas y normas internas a seguir como organización.

Los recursos de la agencia inmobiliaria como organización.

La agencia inmobiliaria, como cualquier otro tipo de organización a nivel empresarial, deberá disponer de ciertos recursos para poder desarrollar su actividad de forma eficiente y satisfactoria.

Aunque algunos de los recursos que se detallan a continuación pueden resultar un tanto obvios, como por ejemplo la necesidad de dinero para abrir una empresa o disponer de un local comercial, siempre es conveniente reflejarlos para entender mejor su vinculación e importancia:

– Los recursos económicos de la agencia inmobiliaria.

El dinero como recurso que permite obtener más recursos para la agencia inmobiliaria es clave, y desde ahí se puede desarrollar satisfactoriamente la organización como empresa o no.

Curiosamente, todavía hay quienes creen que se puede crear una empresa sin dinero o con los recursos económicos justos para comenzar, si así fuere, el factor limitador negativo se instala dentro de la organización en el momento mismo de su creación.

– Los recursos materiales de la agencia inmobiliaria.

Además del dinero como principal recurso material de la agencia inmobiliaria, el cuál como se menciono anteriormente será recurso clave para obtener otros recursos, se necesitan otros.

La agencia inmobiliaria necesita de un local para montar sus oficinas, y dicha oficina inmobiliaria necesitará de ser equipada en condiciones funcionales mínimas con todo lo que ello implica (mobiliario, decoración, escritorios, ordenadores y demás).

– Los recursos humanos de la agencia inmobiliaria.

Si para crear una empresa el dinero es un factor clave, para formar una organización las personas son determinantes. Los recursos humanos de la agencia inmobiliaria deben convertirse en su principal activo organizacional, ello permitirá marcar la diferencia en un sentido u otro a nivel empresarial.

En una agencia inmobiliaria, cada miembro de la organización debe ser proactivo para lograr ser productivo a nivel empresarial.

– Los recursos tecnológicos de la agencia inmobiliaria.

Toda organización necesita contar con medios tecnológicos para lograr un mayor nivel de eficiencia y productividad, sobre todo teniendo en cuenta la relación de las personas con la tecnología hoy en día.

Es muy importante que la agencia inmobiliaria disponga de medios tecnológicos eficientes, aunque también es determinante que cada agente inmobiliario y miembro de la organización sepa sacar el máximo provecho de ellos.

Si cada miembro de la organización es competente tecnológicamente hablando, entonces los recursos tecnológicos de la agencia inmobiliaria serán más productivos aún a nivel empresarial.

– Los recursos cognitivos de la agencia inmobiliaria.

Para la agencia inmobiliaria las ideas y conocimientos de cada agente inmobiliario son recursos muy valiosos, los cuales se deben utilizar en consecuencia para lograr los mejores resultados empresariales.

Para ello es determinante estimular las sinergias positivas internas, como también utilizar la reunión semanal de la inmobiliaria de forma eficiente.

– Los recursos intangibles de la agencia inmobiliaria.

Entre los recursos intangibles de la agencia inmobiliaria encontramos aquellos vinculados a su desarrollo de marca o aquellos que le permiten posicionarse en un mercado en concreto, tanto sea a nivel nacional como internacional.

En tal sentido, para una agencia inmobiliaria es fundamental implementar estrategias de Branding Inmobiliario efectivas, como también desarrollar su prestigio en base a los valores organizacionales que adopte.

El Coaching Inmobiliario y la estructura organizacional inmobiliaria.

Para el profesional experto en Coaching Inmobiliario el trabajar en la estructura organizacional de una pequeña o media agencia inmobiliaria puede convertirse en todo un desafío, provocado ello por diferentes factores.

Entre los elementos que dificultan el implementar un modelo organizacional efectivo en una pequeña o mediana agencia inmobiliaria, encontramos:

1 – El propietario o los responsables de la agencia inmobiliaria.

Las carencias de formación por parte del propietario o de los responsables de la agencia inmobiliaria desde luego es algo que repercutirá negativamente a nivel empresarial, e inevitablemente también incidirá directamente en el modelo organizacional establecido.

Porque aunque el dueño de una agencia inmobiliaria no sea consciente de ello, siempre de un modo u otro al crear una empresa y contratar personal se establece una estructura organizacional.

Cuando el propietario o los responsables de una agencia inmobiliaria no cuentan con formación organizacional, es más alto el nivel de resistencia con el que se encuentra el profesional de Coaching Inmobiliario.

Aquí el experto en Coaching Inmobiliario debe comenzar por desarrollar su trabajo con el propietario o los responsables de la agencia inmobiliaria para, posteriormente o de forma simultánea si fuera el caso, extender su área de actuación profesional con el resto de los miembros de la empresa.

No se puede comenzar un trabajo de Coaching Inmobiliario desde la base organizacional, el mismo debe comenzar desde la cima de la pirámide, para luego extenderse al equipo inmobiliario y a cada agente inmobiliario vinculado a la empresa.

No obstante, el profesional en Coaching Inmobiliario deberá valorar, previo análisis organizacional de la agencia inmobiliaria, cuál es la mejor forma de proceder para obtener los mejores resultados.

2 – Ausencia de plan de negocio previo a la apertura de la inmobiliaria.

Aunque parezca algo casi insólito, es muy frecuente detectar la pequeña y mediana agencia inmobiliaria establecida como empresa sin un previo plan de negocios. Son muchas las inmobiliarias que se abren careciendo de dicho plan de negocios, y ello es algo que incide muy negativamente en la agencia inmobiliaria.

Una vez funcionando la agencia inmobiliaria sin una previa planificación empresarial y organizacional, la tarea se hace aún más complicada porque hay que comenzar por lo más básico.

Es como construir un edificio sin los cimientos adecuados, incluso puede llegar a peligrar su estructura en un grado tal que termine por derrumbarse.

Realizar un trabajo de Coaching en una agencia inmobiliaria que comenzó su vida empresarial sin un previo plan de negocios es complejo, sobre todo porque el profesional en Coaching Inmobiliario deberá asumir ciertas competencias que en modo alguno le corresponden, aunque igualmente deberá hacerlo.

Es muy importante en éste punto, definir previamente los objetivos organizacionales con el propietario o los responsables de la agencia inmobiliaria, para así lograr un mayor grado de efectividad.

También es importante hacer ver claramente a los responsables de la agencia inmobiliaria, y mediante informes lógicamente que lo evidencien, la situación de la empresa a nivel organizacional, para luego una vez finalizado el trabajo se perciban mejor los resultados obtenidos.

3 – Falta de recursos económicos por parte de la agencia inmobiliaria.

Los costes derivados de implementar una estructura organizacional dentro de la agencia inmobiliaria deben valorarse como una inversión a nivel empresarial, el problema llega cuando la inmobiliaria no dispone de recursos económicos para solventar los gastos que ello representa.

Una agencia inmobiliaria creada desde el modelo familiar o derivada de la sociedad de un par de agentes inmobiliarios puede sobrevivir los primeros tiempos sin caer en el caos organizacional, aunque ello le limitará significativamente para su desarrollo empresarial.

Precisamente ahí, en el comienzo de la agencia inmobiliaria como organización, es dónde se debe proceder a establecer la estructura para lograr los mejores resultados empresariales.

La falta de recursos económicos por parte de la agencia inmobiliaria es desde luego un factor empresarial que incide en diferentes niveles, y en todos ellos de una forma u otra siempre es negativo.

Siempre el profesional de Coaching Inmobiliario debe ser ante todo ser un facilitador, y cuando la agencia inmobiliaria no cuenta con recursos económicos para invertir a nivel organizacional es conveniente buscar soluciones de forma conjunta.

Bien sea a través de subvenciones gubernamentales u otros modelos se pueden encontrar soluciones y así generar sinergias positivas.

En cualquier caso, el propietario o los responsables de la agencia inmobiliaria deben ser conscientes de que el Coaching Inmobiliario es una inversión que repercutirá de forma positiva tanto a nivel organizacional como empresarial en la agencia inmobiliaria.

Comments are closed.

Check Also

La fuga de talento en la inmobiliaria.

Select your language: El informe Mercer sobre el Estudio Global de Tendencias de Talento d…